Para las elecciones generales de este domingo, la gobernadora María Eugenia Vidal se puso al hombro la campaña provincial como había hecho para las primarias en tres ciudades bonaeneses en las que la pobre gestión municipal amenazaba con hacerle perder votos. El resultado fue que, con porcentajes en torno a los 50 puntos, los distritos bonaerenses de Mar del Plata, La Plata y Bahía Blanca, ratificaron ser bastiones de la Alianza Cambiemos. En esos distritos la mandataria ratificó ser la cosechadora de votos y este domingo el oficialismo sumó entre 7 y 8 puntos más que en agosto. Unidad Ciudadana quedó en segundo lugar y, salvo en el sur, se ubicó en torno a los 30 puntos y creció respecto de agosto en alrededor de 3 puntos porcentuales.

En la sección Capital, que solo integra La Plata, votó el 79% del padrón y con el 92% de las mesas escrutadas, el oficialismo alcanzó los 49,32% de los votos, para Senadores provinciales. De esta forma sumó 8 puntos más de los que había conseguido en agosto.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Unidad Ciudadana también mejoró el caudal de votos en la capital bonaerense: en la categoría para senadores nacionales alcanzó 29,73%, es decir, 3,1 puntos porcentuales más que en las PASO, cuando había conseguido 26%. Al cierre de la elección, en el bunker central estaban conformes con la campaña que les permitió aumentar el caudal de sufragios.

“Hemos hecho una muy buena elección en la Provincia. En La Plata hemos crecido respecto de las PASO, también hemos hecho una buena elección y tenemos dos diputados que estarían ingresando en la Legislatura y en la ciudad estaría entrando el cuarto concejal”, explicó la candidata que encabezó la lista de UC, Florencia Saintout.

En la pelea por la legislatura provincial, el oficialismo (con un punto porcentual menos que la categoría nacional) consiguió acceder a cuatro de los cinco escaños para diputados bonaerenses que se repartían para la Plata. La candidata Carolina Píparo -reconocida por el asalto en el que perdió a su bebé- se impuso por casi 20 votos sobre la lista que encabezaba la decana de la Facultad de Periodismo y concejala por el FPV.

En Mar del Plata la cosecha de votos de Vidal aumentó en 7,1 puntos el porcentaje respecto a las PASO. La alianza Cambiemos consiguió 49,59% y superó por casi veinte a UC, que sumó 30,02% de los sufragios. En la ciudad costera la gobernadora había incrementado la presencia antes de las primarias ante la imagen en picada del intendente local, Carlos Arroyo.

En Bahía Blanca, Cambiemos sumó más de la mitad de los votos: la fórmula Sebastián Bullrich – Susana González y Gladys González cosechó el 53,42%. El resultado significó un incremento de 7,92 puntos respecto de los 45,5% conseguidos en las PASO. Ese distrito fue en el que menos creció Unidad Ciudadana, que con menos de un punto más, se ubicó a más de treinta puntos de distancia con 22,54%.

La cosecha de votos de Vidal también fue en el campo de 1 País de Sergio Massa y Margarita Stolbitzer: en La Plata (9,09%) perdió 3,4 puntos porcentuales; en Mar del Plata (10,68%) restó 3,4 puntos y en Bahía Blanca (9,76%) se le escaparon 3,42. Solo en la ciudad costera logró, por poco, superar los dos dígitos.

El Frente Cumplir de Florencio Randazzo también sufrió la sangría de sufragios y solo consiguió sumar a Bali Bucca como único diputado propio a la legislatura bonaerense en la séptima sección. En La Plata, perdió un punto y quedó en el sexto lugar (por menos de una décima) con el FIT, que en la capital bonaerense creció un punto. En Bahía Blanca consiguió la mejor performance con 8,77%.