Mientras avanzan las tomas de tierra en el Conurbano y aún no bajó la espuma por la denuncia del ministerio de Seguridad a quienes protestaban en contra de la toma de tierras en Villa Mascardi, la titular de esa cartera, Sabina Frederic, aseguró este lunes que el gobierno nacional mantiene una negociación con los grupos mapuches que se encuentran en ese enorme predio en la provincia de Río Negro. Se está “yendo por el camino del diálogo, porque en 2017 esta misma toma terminó en allanamiento, desalojo y una persona muerta”, subrayó la funcionaria.

En declaraciones a Radio con Vos, Frederic se refirió así al operativo de la Prefectura desplegado en el año 2017 que terminó con la vida de Rafael Nahuel durante un intento de desalojo de esas tierras. “La ocupación ocurrió en el año 2017, la justicia ordenó un allanamiento primero de la Policía Federal y luego del Grupo Albatros, que entra al predio y allí ocurre la muerte de Rafael Nahuel”, relató Frederic.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“El camino del desalojo -amplió la funcionaria- que ejecutaron fuerzas que dependían de Patricia Bullrich fue un fracaso, porque el desalojo no prosperó y murió una persona”. Frederic explicó que en esta negociación con los grupos que realizan tomas de tierras -referenciados en la comunidad Huincul- esperan que “ellos se avengan a ciertas condiciones, y en caso de que esto no ocurra, si la justicia decide que hay que desalojar, habrá que desalojar”.

Denuncia contra los manifestantes

El sábado pasado se realizó una marcha de vecinos en contra de la toma de estas tierras y los protestantes y el Ministerio de Seguridad pidió investigarlos. “Nosotros pedimos que la justicia investigue si existían personas que se estaban armando de manera ilegal en el marco de esta protesta”, aseguró la funcionaria.

“El jueves comenzamos a tener información que mencionaba la compra de armamentos y que la protesta del sábado estaba orientada, según estos mensajes, a disparar a los mapuches que estaban ocupando Mascardi”, precisó.

La ministra aclaró que se tomó esa medida, al mismo tiempo que se desplegaron “efectivos de Gendarmería para evitar que los manifestantes llegaran al lago Mascardi y se desatara un hecho de violencia”.

De la misma forma, la funcionaria explicó que se están evaluando las condiciones del Estado y la comunidad mapuche para llegar a un acuerdo y advirtió que estamos en “un contexto en el que el Gobierno nacional suspendió los desalojos, y también hay una controversia sobre si hay que incluir o no a esta comunidad en esa norma”.

Contrapunto

El ex gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck salió al cruce de la ministra: “Ha sido un error de la ministra de Seguridad a partir de su punto de vista del conflicto. Frederic no está bien informada ni entendiendo la génesis de este conflicto”, sentenció el senador de Juntos Somos Río Negro en declaraciones radiales, quien remarcó que “esta ocupación es diferente a las que suceden en otros lados”, ya que “no es por falta de vivienda sino ideológica. Es muy violenta hacia los vecinos y particulares”.

Massa y las tomas en el Conurbano

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, se refirió ayer en América TV que le preocupan las tomas de tierras no sólo en la provincia de Río Negro, sino también en el Conurbano bonaerense donde se multiplican, por diferentes razones, las tomas de tierras. El dirigente del Frente Renovador, aliado del gobierno, sorprendió al precisar que se contemplaría quitarle los beneficios sociales a aquellos que ocupen terrenos. “Es muy probable que evaluemos la posibilidad de que aquel que realice una toma de tierras, se le caigan todos los beneficios del Estado como la Asignación Universal por Hijo o el IFE. Sino es que como que cada uno hace lo que quiere”, puntualizó.