El último 16 de enero, se cumplieron 6 años de la detención de la dirigente social Milagro Sala, en Jujuy. Ese día, organismos de derechos humanos, gobernadores, ministros del Gobierno nacional y diputados y senadores del Frente de Todos (FdT) reclamaron en una solicitada la libertad de Sala y apuntaron: «Con presos políticos no hay democracia plena».

Hace dos años que el FdT está a cargo del poder Ejecutivo, pero la situación de Milagro no ha cambiado demasiado y sigue presa en la provincia que gobierna el radical de Juntos por el Cambio, Gerardo Morales. Sectores cercanos a Sala reclaman tanto al gobierno provincial como nacional por la liberación de la dirigente.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En ese marco, el ministro del Interior, Eduardo de Pedro, visitó junto a la ministra de Mujeres, Género y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, a Milagro Sala. Desde Twitter, Wado de Pedro dio cuenta del encuentro junto a una foto en la que aparece junto a ambas, en un gesto de compromiso político por su situación que hasta el momento se había hecho esperar.

A través de una serie de posteos, De Pedro afirmó que «es necesario reconstruir una justicia que no persiga opositores y que garantice a las y los argentinos sus derechos, más allá de los poderes de turno». Para el funcionario, se trata de «un principio básico del sistema republicano y la convivencia democrática».

Además, el titular de Interior señaló que «hace unos días vimos cómo se articulaban los servicios de inteligencia y la justicia para armar causas en PBA».

«En 2020 se filtró un audio de Baca, expresidente del TSJ de Jujuy, donde admitía que Milagro estaba presa sólo porque lo necesitaba el Gobierno», añadió el ministro, tras lo cual citó una publicación del diario Perfil.

En ese artículo, titulado «Filtran audios del Superior Tribunal de Justicia: Milagro Sala no está detenida por sus delitos», se sostiene que los audios pertenecen a Pablo Baca, «quien dijo que los audios eran privados y fueron editados».

Además, en el encuentro dialogaron sobre la «continuidad del hostigamiento que vive la referente social y los otros presos y presas políticas de Jujuy», y sobre la situación en la que se encuentra la provincia, según informó la organización social Túpac Amaru, liderada por Milagro Sala, en un comunicado difundido hoy.

A lo dicho por De Pedro, la ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad y exabogada de la dirigente social agregó que el contexto actual «dejó al descubierto en otras provincias y a nivel nacional la intervención de los sistemas de inteligencia ilegales, del poder político, mediático y empresarial para la persecución y hostigamiento de otros dirigentes sindicales y sociales, algo que denunciamos desde el primer día, aquel 16 de enero del 2016».

«Ya entonces decíamos que lo que estaba sucediendo en Jujuy era ese laboratorio, ese tubo de ensayo de la persecución y el hostigamiento a dirigentes políticos, en este caso a Milagro Sala», recordó Gómez Alcorta.

Por su parte, Milagro Sala realizó un balance positivo del encuentro y dijo: «Me siento satisfecha de que vengan dos integrantes del gabinete nacional a escuchar a los jujeños. Jujuy es una provincia que tiene muchísimos recursos y hoy está endeudada; pudimos comentarles lo que está pasando en relación a la criminalización de la protesta (en el distrito) contra cualquiera que critique al actual gobierno o reclame por sus derechos», concluyó la dirigente social.