El 71% del padrón nacional había votado hasta las 18 de este domingo, cuando cerraron los comicios de una jornada electoral que se desarrolló con total “normalidad”, informaron fuentes de la Cámara Nacional Electoral. Son 4 puntos porcentuales más que a la misma hora de las últimas PASO, en las que votó el 67% del padrón.

Más temprano, el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, dijo en declaraciones televisivas que “las elecciones comenzaron muy bien” y destacó que “los procesos son rápidos, son ágiles”, y recordó que “las filas se pueden hacer dentro del establecimiento”.

Con respecto al horario en el que se darán a conocer los primeros resultados del escrutinio provisorio de estos comicios, De Pedro estimó que, “como hay menos boletas”, pueden llegar a ser difundidos “a las 21”, el horario que las normas fijan como el momento en el que se pueden comenzar a difundir resultados parciales, tres horas después del cierre de la jornada electoral.

La votación de las elecciones generales legislativas comenzaron a desarrollarse a las 8 en todo el país, en una jornada en la cual 34 millones de argentinos están habilitados para sufragar en las 101.457 mesas habilitadas, bajo un protocolo sanitario flexibilizado en relación al que se aplicó durante las PASO, en virtud de la mejoría que exhibe la situación sanitaria de la Argentina, que ya cuenta con más de la mitad de su población vacunada con dos dosis contra el coronavirus.

En estos comicios -que se extenderán hasta las 18, como es habitual- se definirá una nueva conformación del Congreso Nacional con la renovación de la mitad de la Cámara de Diputados, unas 127 bancas, y un tercio del Senado, donde se ponen en juego 24 escaños.

En función de evaluaciones sanitarias, el Gobierno y la Cámara Nacional Electoral convinieron modificaciones en los protocolos y la adopción de medidas que agilicen la emisión del sufragio en los centros de votación.