El topo: seis meses de comunicación mileísta

Por: Julio Burdman

¿Cuándo comenzarán los argentinos a echarle la culpa de sus problemas al oficialismo?

En materia comunicacional, los seis primeros meses de la presidencia de Javier Milei no registran antecedentes. En los 40 años de democracia hemos tenido varios gobiernos de espíritu refundacional, pero lo de Milei es otra cosa. Milei no vino solo a cambiar la forma de gobernar, o de gestionar la economía. En sus propios términos, su misión es el cambio de régimen. Él es la revolución: “Soy el topo que viene a desmontar el Estado desde adentro”.

Por lo tanto, Milei no hace comunicación de gobierno. A diferencia de Cristina Kirchner, Mauricio Macri o Alberto Fernández, Milei no usa el micrófono público para anunciar actos de gestión. Precisamente porque Milei no hace comunicación de gobierno, su vocero Manuel Adorni alcanzó una notoriedad inédita, llegando a convertirse en uno de los funcionarios más importantes. Otros voceros presidenciales pasaron inadvertidos, desconocidos hasta para los mismos periodistas. Pero la expectativa que generan las intervenciones de Adorni se debe a que Milei no habla de la agenda del gobierno.

Tampoco lo de Milei entra en los cánones convencionales de la comunicación política. De acuerdo con las definiciones de manual, la comunicación política construye estratégicamente los discursos y mensajes para direccionar el apoyo del público hacia las propuestas de un determinado gobernante o candidato. Pero Milei no hace eso. Él se concentra en el antagonismo. Se ubica por fuera del sistema, y desde su rol de outsider se dedica a oponerse a la casta. Y dicha casta, en rigor, va mutando sus formas, pero siempre nos remite a un tipo de sistema. Todo lo que dice y hace Milei es para recordarnos que él está luchando incansablemente contra una casta que tiene más poder que él, y que está decidida a impedirle gobernar. Milei hace comunicación antipolítica.

Por esa razón, Milei es el perfecto distinto. Nada de lo que dice o hace lo asemeja a un político tradicional, y ahí radica su fuerza. El presidente se ocupa de representar a los enojados contra el sistema, contra la casta. Y como bien sabemos, los enojados son un sector considerable de la sociedad argentina contemporánea. Mucha gente está enojada porque los precios son altos, los salarios son bajos, los servicios son malos, las perspectivas son peores, y todo ese enojo no se canaliza contra Milei. Por el contrario, todo ese enojo se convierte en apoyo a Milei.

Para comprender esto, es necesario ver bien el panorama de los enojados. Quienes vivimos el 2001 y todo lo que eso significó, creemos que el enojado es aquel que se cayó del sistema sociolaboral de la Argentina del siglo XX. Pero más de veinte años después, aquel viejo enojado pasó a ser un resignado, y los enojados son otros. Los jóvenes empobrecidos seducidos por Milei nunca vivieron aquella Argentina de ingresos medios, solo conocen los últimos 10 años de parálisis y desencanto, y Milei les ofrece una ilusión. Milei también se ganó a los trabajadores en negro, a los norteños y litoraleños enojados con el AMBA, a los religiosos en desacuerdo con el aborto legal, y a otras “tribus” de la Argentina contemporánea que rompieron lanzas con la Argentina de 1983. Consciente de ello, el “topo” Milei dedica buena parte de sus largos días, a través de sus potentes redes sociales o de los reportajes que da a periodistas afines, a renovar su alianza emocional con la Argentina enojada. Que se transformó, si sumamos cada una de sus múltiples partes, en una súbita mayoría, imprevista para los cálculos de la política tradicional.

Este juego, fundamental para entender los pasos de Milei, tiene un correlato en la estructura de la política actual. Milei es presidente pero la Libertad Avanza, además de tener pocas bancas en el Congreso nacional, no tiene ningún gobernador o intendente propio. Hay algunos más amigos que otros, pero propio lo que se dice propio, ninguno. Eso significa que el espacio del presidente no solo lleva adelante una comunicación antipolítica a nivel nacional, sino que es opositor a nivel provincial o municipal. Lo vimos en Misiones, donde los jóvenes libertarios apoyaban las protestas de policías, médicos y docentes. Por lo tanto, la campaña electoral de 2025 será muy peculiar: en la mayoría de las provincias, sino en todas, los candidatos legislativos de La Libertad Avanza van a oponerse al gobernador provincial, quien indefectiblemente será parte de la vilipendiada casta. Esa doble condición de ser oficialismo y oposición le dará a la Libertad Avanza la oportunidad única de continuar llevando adelante su comunicación antipolítica en las elecciones de mitad de mandato, a pesar de estar en el ejercicio del poder Ejecutivo Nacional desde diciembre de 2023.

Para la oposición, esto es desconcertante. Una pregunta habitual es: ¿hasta cuándo tendrán paciencia los argentinos? Pero en realidad, la pregunta correcta debería ser: ¿cuándo comenzarán los argentinos a echarle la culpa de sus problemas al gobierno nacional? Y la respuesta no es sencilla, porque la comunicación antipolítica que lidera Javier Milei está muy bien diseñada para evitar que ello suceda. «

Compartir

Francos tantea una reforma política más cerca de la boleta única que de la eliminación de las PASO

El Gobierno comenzó las conversaciones para avanzar con un paquete de cambios electorales. La primera…

34 mins hace

Descubren un mecanismo celular que podría explicar la resistencia a terapias contra el cáncer

El grupo del Instituto de Investigación en Biomedicina de Buenos Aires publicó la descripción de…

2 horas hace

Ana Sicilia: «Bajar la edad de la punibilidad a los 13 años sería un grave error»

La periodista entrevistada aseguró que los medios hegemónicos de comunicación realizan un mal tratamiento sobre…

2 horas hace

Amnistía Internacional denuncia torturas y detenciones arbitrarias de Israel a los gazatíes

“Las autoridades israelíes deben poner fin a la detención indefinida en régimen de incomunicación de…

3 horas hace

Caso Loan: Burlando presentará una denuncia contra Corrientes, en Comodoro Py

El abogado de la familia Loan sostuvo que la investigación "no debe tener compromisos con…

3 horas hace

Axel Kicillof: “Ni bien tengamos la posibilidad, vamos a incorporarnos al BRICS”

En el actode clausura del 1° Congreso de Sinólogos Latinoamericanos en Buenos Aires, se anunció…

3 horas hace

Milei escala la tensión con Teherán tras la amenaza de un diario iraní: «Solo existe el bien y el mal»

El gobierno utilizó una editorial del Teheran Times para reforzar las acusaciones contra el gobierno…

3 horas hace

Villarruel convirtió a la polémica sobre Enzo Fernández en una cuestión de Estado

La vicepresidenta no logró contenerse y publicó su posición en redes sociales. Las reacciones en…

4 horas hace

El límite

El presidente de Forja condena la visita de los diputados libertarios a los genocidas presos.…

4 horas hace

Crece el repudio por la visita de diputados de la Libertad Avanza a los genocidas presos en Ezeiza

Los organismos de Derechos Humanos llamaron a expresar un enérgico rechazo. La UCR, el PJ,…

4 horas hace

Naranjas, Dj y hasta alemanes del Volga para disfrutar este finde en la provincia de Buenos Aires

Se ofrecen un sinfín de alternativas para estas vacaciones y en especial este fin de…

4 horas hace

Denuncian que el gobierno achica Aerolíneas Argentinas y da de baja a 10 aeronaves

La Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas detalla que el Ejecutivo reduce la flota de…

5 horas hace