Aborto clandestino: el gobierno planea avanzar un paso hacia la despenalización en el Código Penal

Lo confirmó Marcos Peña. El anteproyecto incluye un artículo que si bien mantiene el aborto como delito, deja en manos del juez la posibilidad de que la mujer sea penada o cumpla una pena impuesta. La práctica se mantiene clandestina. Macri se comprometió a reformar la educación sexual. 

8 de Agosto de 2018

Horas después de rechazado el proyecto de legalización del aborto en el Senado, el gobierno nacional adelantó que en la iniciativa de reforma del Código Penal que el presidente Mauricio Macri tiene previsto enviar al Congreso el 21 de agosto se incluirá una modificación vinculada con la interrupción del embarazo que, si bien mantiene el aborto como delito, deja en manos del juez la facultad de eximir a la mujer de una eventual pena o su cumplimiento.

Fue el jefe de Gabinete, Marcos Peña, quien lo confirmó luego de una reunión de gabinete en la Casa Rosada. "Nosotros tenemos previsto el 21 de agosto presentar la propuesta de reforma del Código Penal y toca este tema, como muchos otros", admitió.

El funcionario también se encargó de desechar la posibilidad de una consulta popular: "No creemos que sea el camino. Se eligió el camino del debate parlamentario. En las cuestiones parlamentarias hay libertad absoluta para plantear propuestas", indicó.

Según el portal de noticias Infobae, el texto expresa: "Se impondrá prisión de uno (1) a tres (3) años, a la mujer que causare su propio aborto o consintiere en que otro se lo causare. La tentativa de la mujer embarazada de causar su propio aborto no es punible. El juez podrá disponer que la pena se deje en suspenso o eximirla de ella, teniendo en cuenta los motivos que impulsaron a la mujer a cometer el hecho, su actitud posterior, la naturaleza del hecho y las demás circunstancias que demuestren la inconveniencia de aplicar pena privativa de la libertad".

La propuesta, si bien avanza hacia la despenalización, deja en manos del juez la decisión última sobre la fijación y cumplimiento de la pena, y mantiene el carácter clandestino de la práctica.

También mantiene la despenalización para los casos de violaciones o riesgo para la salud física o mental de la mujer, ya contemplada en la legislación vigente, aunque reemplazaría el término por “abuso sexual”.

Macri también se refirió al debate por la legalización del aborto y en un breve cruce con los periodistas destacó la necesidad de solucionar los problemas de educación y prevención sexual, especialmente en el norte del país y provincia de Buenos Aires, donde se dan la "mayor cantidad de embarazos adolescentes no deseados".

"El problema está y tenemos que seguir trabajando para que todas esas chicas tengan la posibilidad de elegir", manifestó.

“Espero que entendamos que estos son debates que comienzan y van a continuar. Porque los argentinos estamos madurando en libertad donde tenemos cada día mas aprender a escuchar al otro  e intentar convivir de la manera más pacífica posible”, agregó.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N