Cuadernos: Bonadio homologó el acuerdo para que Centeno colabore y lo excarceló

Este viernes el juez volvió a indagar al chofer  y a última hora lo ratificó como imputado colaborador. El rechazo de los pedidos de excarcelación presentados por los abogados de los empresarios y funcionarios abonó la hipótesis sobre la búsqueda de un ejecutivo arrepentido que fortalezca la causa. Y parece que ese alfil apareció.

El juez Bonadio todavía no incluyó a Centeno como "imputado colaborador". (Foto: Mariano Martino)
Por Ariel Zak - para Tiempo Argentino
3 de Agosto de 2018

El juez federal Claudio Bonadio tomó ayer dos decisiones trascendentes en la causa que investiga la supuesta asociación ilícita entre ex funcionarios y empresarios para organizar un sistema de recaudación de fondos ilícitos vinculados a la obra pública: dejó en libertad al chofer Oscar Centeno tras homologar el acuerdo para que declare como imputado colaborador y rechazó las excarcelaciones de los empresarios, lo que habría propiciado que uno de ellos se arrepintiera.

Este viernes ocurrió algo fuera del cálculo de los investigadores judiciales: los cuadernos que el chofer Oscar Centeno aseguró haber escrito siguieron sin aparecer donde se suponía que los tenía guardados. Y eso generó malestar en Comodoro Py, sobre todo en el juzgado de Bonadio, quien hasta último momento especuló con la posibilidad de rechazar el acuerdo de delación que había realizado con el fiscal Carlos Stornelli.

Centeno hizo un acuerdo con el fiscal para declarar como imputado colaborador o arrepentido y lograr así una eventual reducción de pena en la causa de los cuadernos. Bonadio ya lo aceotó. Ahora el imputado tendrá que aportar información que permita lograr avances en la investigación.

También podés leer: La difícil tarea de esconder al arrepentido

El chofer infiel también fue excarcelado e ingresado al programa de protección de testigos e imputados, por lo que será reubicado en un lugar “seguro” donde pueda vivir fuera de peligro y bajo custodia. Es decir, tendrá una libertad con severas restricciones.

Bonadio dudó hasta anoche -o al menos eso dejó que trascendiera desde su juzgado- en ratificar el acuerdo que alcanzaron Centeno y Stornelli porque no aparecieron los originales de los cuadernos del chofer infiel que llegaron a la Justicia digitalizados por el periodista de La Nación, Diego Cabot. Quizás por eso el imputado tuvo que volver ayer a Comodoro Py a ampliar su indagatria.

En los cuadernos están descritos, con un sorprendente nivel de detalles, los viajes en los que Centeno dijo haber trasladado a ex funcionarios a recibir coimas. Dijo que fueron escritos por él, algo que ratificó su ex esposa Hilda Horowicz, cuando era chofer del imputado y detenido Roberto Baratta, el ex número dos de Julio De Vido.

“Algo pasó entre que declaró ante el fiscal y lo llevaron a la casa a buscar los cuadernos”, sostuvo una fuente judicial con acceso al expediente que deslizó la posibilidad de que hubieran sido robados por alguien del entorno de Centeno.

El ex chofer y sargento retirado fue trasladado ayer a las 16.20 a los tribunales federales de Comodoro Py 2002, en el barrio porteño de Retiro, desde su lugar de detención en Palermo. Lo llevaron directo al juzgado de Bonadio, en el cuarto piso, pero segundos más tarde lo sacaron y lo acompañaron hasta el despacho del defensor oficial que lo asesora, Gustavo Kollmann, un piso más arriba.

Pasó más de una hora en el despacho de su defensor hasta que finalmente lo volvieron a llevar al cuarto piso para que ampliara su indagatoria. Allí lo esperaba Bonadio para una declaración que se extendió hasta las 20.

Centeno está imputado como “partícipe necesario” de una supuesta asociación ilícita que, según el juez y el fiscal, tuvo como jefes a los ex presidentes Néstor y Cristina Kirchner y se dedicó a “organizar un sistema de recaudación de fondos para recibir dinero ilícito” pagado por empresarios contratistas del Estado entre 2008 y 2015.

También podés leer: A la espera de nuevos arrepentidos, Bonadio rechazó todos los pedidos de excarcelación

Minutos antes de que Centeno fuera llevado ante Bonadio, el juez rechazó la excarcelación de todos los imputados que lo solicitaron, entre los que se encuentran el empresario Carlos Wagner (Esuco), Javier Sánchez Caballero (ex Iecsa) y Gerardo Ferreyra de Electroingeniería.

En ese contexto, se especulaba con la posibilidad de que por la presión que implica estar en prision un ejecutivo quisiera colaborar con la investigación, arrepentirse. Y ocurrió. Fue Juan Carlos de Goycoechea, ex ejecutivo de Grupo Isolux, quien se entregó ayer mismo al mediodía en los tribunales de Comodoro Py.

En su primer contacto con el fiscal Stornelli, De Goycoechea solicitó colaborar con la justicia como arrepentido, aunque el juez por el momento no tomó una decisión, remarcaron fuentes judiciales.

Por esta causa, ya hay 15 detenidos, un arrepentido excarcelado, dos empresarios prófugos y 18 imputados llamados a indagatoria sin pedido de detención entre los que se encuentran el ex juez Norberto Oyarbide, la ex presidenta y el ex jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal medina. Comodoro Py volvió a ser el eje de las noticias.


Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS