Asedio a la universidad pública: corre peligro el campus de la UNSaM por un negocio inmobiliario en Colegiales

La Agencia de Bienes quiere usar el predio para relocalizar la playa de cargas que operaba en Colegiales.

22 de Agosto de 2018

Como un resorte más del ajuste que vive la universidad pública, una polémica decisión de la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE), que responde a un fabuloso negocio inmobiliario, puede dejar a la Universidad Nacional de San Martín (UNSaM) sin su campus universitario.

La resolución tomada el 13 de agosto por la AABE determina la desafectación de un sector del Campus Miguelete, de una superficie aproximada de 1,2 hectáreas, ubicada en las cercanías de la estación Miguelete del Ferrocarril Mitre, para destinarlo a “reestructurar y relocalizar las actividades correspondientes a los servicios de cargas” que la empresa Nuevo Central Argentino S.A. operaba en terrenos adyacentes a la estación Colegiales, que serán subastados para su adquisición por grandes desarrolladores inmobiliarios.

El Campus Miguelete es un anexo donde durante los últimos 15 años la UNSaM realizó una fuerte inversión en infraestructura, con más de 60 mil metros cuadrados construidos o reacondicionados para actividades de enseñanza, investigación y gestión. En el sector cuyo uso la AABE pretende reformular funciona el Centro de Vinculación Tecnológica, con importantes proyectos de emprendedores, y próximamente iba a comenzar la la construcción de la sede Miguelete de la Escuela Secundaria Técnica, el Centro de Prototipado Integral de Viviendas Económicas y Sustentables y el Laboratorio de Ciencia y Nanosistemas, entre otras iniciativas, todas con financiamiento propio de la UNSaM y también externo.

Según consignaron las autoridades de la UNSaM en un comunicado, la medida unilateral tomada por el AABE pretende sustentarse en la potestad del organismo para “desafectar aquellos bienes inmuebles del Estado Nacional… cuando de su previa fiscalización resultare la falta de afectación específica, uso indebido o estado de innecesariedad”, circunstancias que no se cumplen en este caso.

El esfuerzo que realiza la UNSaM “para poner en valor un terreno largamente postergado se ha visto muchas veces entorpecido por la desidia de los organismos que deberían haber, entre otras medidas, retirado el material ferroviario de rezago existente en un vasto sector del campus, el cual genera condiciones de perjuicio ambiental e inseguridad”, agrega el comunicado.

La Universidad anuncia que llevará adelante todas las acciones legales, en el ámbito administrativo y judicial, en defensa de los intereses de la comunidad universitaria, para que se revoque la resolución de la AABE.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS