Bolsonaro condecoró al ex juez Moro, en medio del escándalo por las irregularidades del Lava Jato

El presidente le brindó un apoyo muy simbólico, horas después de la grave denuncia que pesa sobre el ex juez de la causa, por la que mantienen encarcelado a Lula da Silva. Justamente la Corte Suprema no trató un pedido de excarcelación del ex mandatario.

11 de Junio de 2019

El presidente Jair Bolsonaro y el ex juez Sergio Moro arribaron juntos al predio de la Agrupación de los Fusileros Navales en Brasilia. Llegaron a la ceremonia militar a bordo de una lancha que atravesó el lago Paranoá, en la zona este de la capital brasileña.

Poco después el mandatario condecoró a su actual ministro de Justicia y Seguridad Pública, en una muestra muy evidente de apoyo, justamente en medio de las graves denuncias de irregularidades en el marco de la causa Lava Jato. Se lo acusa de dar órdenes secretas a los fiscales respecto de cómo avanzar en el juzgamiento del ex presidente Lula da Silva, actualmente detenido, lo que está expresamente prohibido por la Constitución.

Moro recibió la medalla de la Orden de la Marina. Un episodio que cobró singularidad tras el escándalo destapado el domingo por el sitio The Intercept al publicar conversaciones del ex juez con el jefe de fiscales de la causa anticorrupción Lava Jato.

El ex juez ayer también recibió el apoyo explícito del vicepresidente, general en retiro Hamilton Mourao, y del ministro del Gabinete de Seguridad Institucional, general en retiro Augusto Heleno. Incluso el presidente y su ministro, previamente, se habían mostrado conversando en el Palacio de Alvorada, la residencia oficial del gobernante.

La gambeta de la Corte

Por su lado, la corte suprema de Brasil cerró su audiencia de este martes sin abordar el pedido de liberación del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, pese a haberlo incluido en su agenda la noche del lunes. Las más de cuatro horas de debates de la segunda corte del Supremo Tribunal Federal  estuvieron dedicadas a discutir otros asuntos y el recurso del Lula, que desde abril de 2018 purga una pena de 8 años y 10 meses de cárcel por corrupción, quedó fuera de la pauta.

Los cinco magistrados del tribunal se retiraron sin indicar cuándo abordarían el tema, aunque llegaron a agendar para el martes 25 de junio el tratamiento de otro recurso presentado por la defensa de Lula, que cuestiona directamente al exjuez y actual ministro de Justicia Sergio Moro.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N