Con gas pimienta y balas de goma, la Policía de la Ciudad impidió que se realice el feriazo

Fue en Constitución, donde los feriantes de la Unión de Trabajadores de la Tierra intentaban instalar un nuevo "verdurazo". Secuestraron decenas de cajones con mercaderías. 

(Foto: Pedro Perez)
15 de Febrero de 2019

Unas horas antes del mediodía, cuando los trabajadores se disponían a llevar adelante un nuevo feriazo, se desencadenó una violenta represión por parte de la policía de la Ciudad que impidió que se realice esta actividad de protesta, que en los últimos tres años cobró más fuerza. 

Apenas instalaron los primeros gazebos, la zona se fue poblando de policías, hasta que se completó el operativo. Según las fuerzas policiales, no había permiso para la manifestación por lo que tomaron como primera medida secuestrar los cajones de verduras de hojas verdes. Ante el pedido incesante por parte de los trabajadores para que devuelvan los cajones, los policías comenzaron una desmedida represión. 

A medidas que crecía la represión, los vecinos y referentes de organizaciones se acercaron al lugar, entre ellos el diputado nacional Horacio Pietragalla. El feriazo es la oferta de verduras  a muy bajo costo.


Por su parte, Rosalía Pellegrini, una de las dirigentes de la Unión de Trabajadores de la Tierra, relató en comunicación con el programa A los botes que se emite por Futurock que son muchos los productores que fueron golpeados por la fuerza policial de Rodríguez Larreta.

“No puedo creerlo. Creo que nunca se vivió, nos reprimieron por estar vendiendo verdura. Tenemos compañeros totalmente golpeados, con la cara estallada de gases lacrimógenos. Tiraron balas de goma, hay compañeros que se desvanecieron. Nos sacaron la verdura, nos sacaron los equipos de sonido”, dijo Pellegrini.

“La herramienta del feriazo no es sólo vender verduras, es que a la gente le llegue la verdura a precio accesible y directo del productor. Lo hacemos desde septiembre y, en enero, el gobierno de Larreta no nos dejó más. Dijimos que nos poníamos a disposición a hacer lo que haya que hacer para poder seguir vendiendo verdura en todas las plazas de Capital Federal y no les interesó porque no les importa la situación del pequeño productor, y lo demostraron hoy”; denunció la mujer y agregó que la comida quedó llena de gases lacrimógenos, “tenemos la cara totalmente ardida por mostrar un morrón, una berenjena. Esto es la policía, esto es el gobierno de Macri”.

De acuerdo a lo que contó la mujer al programa, los trabajadores producen casi el 60% de los alimentos que comen todos los argentinos y que desde hace tiempo reclaman políticas públicas. “En septiembre del año pasado, como una manera para salir de la crisis empezamos a hacer ferias y vender todo por $10. Para los vecinos de Buenos Aires es algo accesible. La gente empezó a pedir feriazos en distintos barrios, así fue hasta enero”.


“No hay política pública para la agricultura familiar y campesina. Nosotros lo fuimos haciendo hasta que ellos dijeron que no querían a los productores en la plaza. Hay filas y filas de gente para conseguir una lechuga barata. Nosotros somos una organización muy seria, tenemos todos los papeles y la posible reglamentación para poder hacer una feria. Nosotros somos trabajadores, y sin embargo nunca nos citaron a negociar”, reclamó.


Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N