Denuncia a un perito de Gendarmería que participó de la autopsia de Maldonado

Lo hizo la directora de la ANMaC por emitir miles de certificados truchos para el uso de armas.
5 de Junio de 2018

La directora de la Agencia Nacional de Materiales Controlados, Natalia Gambaro, denunció ayer públicamente al perito de Gendarmería que participó de la autopsia del cadáver de Santiago Maldonado. La funcionaria vinculó al comandante principal de Gendarmería, Gustavo Bursztyn Milberg, con la firma de unos 20.000 certificados “truchos” gracias a los cuáles diferentes personas, entre ellos pacientes de Parkinson, enfermos mentales y hasta dos chinos que no manejarían el castellano pudieron acceder a armas de fuego. 

Tal como Tiempo informó el domingo, Gambaro estaría con un pie afuera de la gestión. La semana pasada, varias versiones la dieron por renunciada. Sus allegados, incluso, no descartaron su inminente alejamiento. La funcionaria eligió el programa de televisión Periodismo Para Todos para desmentir que hubiera presentado su dimisión y aprovechó la oportunidad para darle un título periodístico al ciclo que conduce Jorge Lanata: “Denuncian que un médico de Gendarmería daba certificados a enfermos de Parkinson para portar armas”. Fuentes consultadas revelaron a este diario que la noticia no sería nueva, sin embargo la maniobra habría servido para intentar "lavarle la cara" al cuestionado organismo.

Se trata de Bursztyn Milberg, un comandante principal de Gendarmería formado en el Centre Nationale de Formation de Police Judiciaire de Fontainebleau, Francia. Además, es médico legista y psiquiatra. Gracias a sus conocimientos, se convirtió en el perito de la fuerza que conduce Patricia Bullrich para ser uno de los 55 especialistas que participó de la autopsia del cuerpo de Maldonado, que había sido encontrado recientemente flotando en el Río Chubut. En ese entonces, todos los expertos habían coincidido en los resultados.

Pero ahora, Gambaro puso en duda la idoneidad del perito. La funcionaria detalló que las propias armerías eran las que le “resolvían” al solicitante el trámite del examen psicofísico para dar fe de sus condiciones mentales. Ahí entraría en escena Bursztyn Milberg a quien le detectaron la autoría de 19.592 certificados aptos. "Este médico presta servicios siete horas por día. No hay manera que pudiera hacer todas las entrevistas: 19 exámenes por día. No le alcanzan las horas para hacer algo serio. El examen duraba 3 horas por día", concluyó Gambaro frente a las cámaras de Canal 13.

Este tipo de fraudes han sido denunciados durante años por las asociaciones que buscan desalentar la circulación de armas en la población civil. Fueron varios los ejemplos en los que un mismo especialista emitía incontables certificados sin siquiera conocer a quienes pretendían comprar un arma. En el caso del Tirador de Belgrano, Martín Ríos, que mató a Alfredo Marcenac en julio de 2006, se estableció que un traumatólogo había avalado las buenas condiciones mentales del asesino.

A fines de 2016, Gambaro creó el Sistema Único de Emisión de Certificados psicofísicos. Menos de un año más tarde, la empresa Dienst Consulting comenzó a manejar el negocio del otorgamiento de los certificados de manera monopólica y elevó el costo de los mismos de 700 a 3500 pesos. Además, la firma no estaría preparada para cubrir todo el país por lo que muchos legítimos usuarios ya fuera por el alto valor o por las largas distancias, no renovaron sus licencias, creciendo exponencialmente la circulación de armas ilegales.

Por esta situación, a fines de abril seis diputados de la Coalición Cívica solicitaron un pedido de informe al Poder Ejecutivo para que dé precisiones del funcionamiento de la ANMaC y de los alcances que tiene esta empresa. Sobre esto último, Gambaro no se explayó y tampoco se lo preguntaron.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS