Diputados trabajan en la creación de un impuesto excepcional para financiar la crisis

La iniciativa es de Máximo Kirchner y el proyecto está siendo redactado por Carlos Heller y Fernanda Vallejos. Estaría destinada a las grandes ganancias y se pagaría por única vez.

8 de Abril de 2020

Como en otros países del mundo, en los que se ha creado un impuesto a los más ricos para contener la crisis económica generada por la pandemia del coronavirus y sus consecuencias, por estas horas el bloque del Frente de Todos está trabajando en un proyecto de ley para generar un impuesto excepcional dirigido a las personas que tengan la capacidad contributiva para poder pagarlo.

La iniciativa por pedido de Máximo Kirchner la está redactado el presidente de la Comisión de Presupuesto, Carlos Heller, quien informó que se está en un proceso de pleno debate, trabajando en el articulado del proyecto para tenerlo finalizado hacia finales de la semana que viene.

Respecto a la iniciativa, en declaraciones radiales Heller explicó que “hay una franja de la economía argentina que son los patrimonios, las grandes ganancias a las que seguramente se las puede identificar por grupo. Las grandes corporaciones de distinto tipo como bancos o compañías de seguro, que son la base imponible que puede hacer un aporte y a la que no le va a cambiar de ninguna manera su situación por esto. Si alguien tiene 100 millones de dólares en el patrimonio y pone 2 millones y le quedan 98 no le cambia la condición”, remarcó el legislador.

La iniciativa tiene como espíritu crear un impuesto por única vez, que genere una masa de recursos con un fin determinado. En ese sentido, se aclaró que no será un impuesto de rentas generales sino plata para camas, remedios, respiradores, barbijos, alimentos, y todo lo que pueda dotar de recursos que no hay a la administración nacional para que redistribuya y ayude a paliar la situación.

“La desesperación por ir a trabajar también tiene que ver con que hay muchos sectores que si no reciben asistencia se mueren de hambre. Entonces hay que asistirlos para que se puedan quedar en la casa y no tener que ir a trabajar porque si no entramos en un círculo vicioso en el que pareciera que estamos discutiendo de qué se mueren en vez de cómo los salvamos”, opinó el diputado del Frente de Todos.

En la misma sintonía, la presidenta de la Comisión de Finanzas de la cámara Baja, Fernanda Vallejos, expresó: "Estamos hablando de un impuesto extraordinario en un momento inédito. Y así lo están demostrando todos los países del mundo con los impresionantes paquetes de ayuda económica que están aprobando, lo que exige al Estado dar respuestas no solamente a la crisis sanitaria del coronavirus sino también a la crisis económica que viene aparejada como consecuencia de las drásticas medidas que han tenido que tomar los países para mitigar la pandemia”.

"Es lógico que el Estado necesite los recursos para poder financiar esas respuestas extraordinarias, por lo que uno se pregunta de dónde surgen esos fondos para poder financiar esta crisis. Y la conclusión parece evidente para cualquiera: son los que tienen la mayor posibilidad contributiva los que tienen que ponerle el hombro a esta situación, mucho más en un país donde la evasión impositiva parece ser un deporte nacional de las crisis económicas", opinó Vallejos.

Impuesto Patria

El proyecto se vio cruzado por otra iniciativa que hicieron circular los diputados de la pata sindical que están dentro el bloque del oficialismo y que proponía la creación del llamado "Impuesto Patria". Sin embargo, después de un par de horas de giro, la iniciativa fue dada de baja. "Vamos a unificar criterios con la que está trabajando todo el bloque", dijeron el martes por la noche fuentes parlamentarias del oficialismo a Tiempo.

El texto, al que pudo acceder este medio, que fue impulsado por el diputado y dirigente de La Bancaria Carlos Cisneros y que tuvo apoyo de la CGT, establecía un impuesto excepcional, en el marco del aislamiento social y obligatorio, con el fin de distribuir recursos esenciales para garantizar el bienestar socioeconómico de los sectores más vulnerables.

En este sentido, proponía la creación de un impuesto único a los bienes personales de individuos cuyos activos superasen los 10 millones de pesos, y la aplicación del impuesto a las Ganancias a aquellas personas cuya rentabilidad superase los 50 millones de pesos. Además, establecía las alícuotas del 1,25% sobre bienes personales y del 10% sobre ganancias. En este sentido, proponía la creación de un impuesto único a los bienes personales de individuos cuyos activos superasen los 10 millones de pesos, y la aplicación del impuesto a las Ganancias a aquellas personas cuya rentabilidad superase los 50 millones de pesos. Además, establecía las alícuotas del 1,25% sobre bienes personales y del 10% sobre ganancias.
Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS