El centro clandestino Campo de Mayo por dentro en realidad virtual

La Universidad de General Sarmiento reconstruyó digitalmente el centro de detención de desaparecidos El Campito, destruido por la dictadura cívico militar para borrar pruebas. Lo presentaron investigadores y sobrevivientes.
5 de Abril de 2018

La Universidad Nacional de General Sarmiento (UNGS) presentó la reconstrucción virtual del centro clandestino de detención, tortura y exterminio (ccdtye), El Campito, que funcionó durante la dictadura cívico militar en la Guarnición Militar Campo de Mayo, que junto con la ESMA y La Perla fue uno de los campos de concentración de prisioneros políticos más grandes del país. El proyecto permite reconstruir en formato de realidad virtual digital lo que fue ese campo, apoyado en los relatos de los pocos detenidos desaparecidos sobrevivientes y con la información judicial e histórica relacionada con el lugar.

La reconstrucción virtual de El campito fue presentada en el microcine del Multiespacio Cultural de la UNGS, ubicado en Los Polvorines, por la rectora de la Universidad, Gabriela Diker, la directora del proyecto, Virginia Vecchioli y por Martín Malamud, director de Equipo Huella Digital, desarrolladores del proyecto. También participaron el sobreviviente Oscar Comba y el abogado de familiares en la megacausa Campo de Mayo, Pablo Llonto.

“El centro clandestino fue destruido durante la dictadura, no quedó nada, dejaron cimientos. Pero gracias a los sobrevivientes y las visitas que pudieron realizar al lugar con la Conadep primero y con el trabajo del Equipo Argentino de Antropología Forense, lograron reconstruirlo”, explicó a Tiempo Vecchioli.

El recorrido virtual es una propuesta con dispositivos transmedia que permite simular una caminata por el centro clandestino El Campito, también denominado por los militares como “Lugar de Reunión de Detenidos” o “Los Tordos”, y los espacios donde desde comienzos de 1976 hasta fines de 1978, pasaron entre 2000 y 5000 personas.

Estaba ubicado dentro de la Guarnición de Campo de Mayo que también albergó una Maternidad Clandestina en el Hospital Militar, otros dos lugares de confinamiento y un Museo de la Subversión, como parte del amplio sistema represivo de la llamada “Zona 4”.

La propuesta tiene gráfica similar a la realidad virtual de los juegos de consola en primera persona, en el que los usuarios pueden recorrer el Pabellón 1 y 3, una caballeriza y un galpón donde estaban alojados los detenidos desaparecidos, los baños, el edificio donde eran torturados y el exterior del predio.


Así se puede acceder a los espacios donde estuvieron los ex detenidos desaparecidos y son sus recuerdos los que van contextualizando esos lugares. Se puede escuchar a Iris Avellaneda, ex detenida y madre de Floreal Avellaneda, de 14 años, secuestrado y víctima de uno de los vuelos de la muerte que despegaban de Campo de Mayo. También a Comba, a la uruguaya Griselda Fernández y a Héctor Rato, entre otros sobrevivientes que ponen su voz.

El recorrido virtual es un proyecto de extensión de la UNGS. La propuesta nació en el 40 aniversario del golpe de estado de 1976, y llevó dos años de trabajo conjunto con Huella Digital, las colaboraciones de los sobrevivientes, el Equipo Argentino de Antropología Forense, fiscalías y juzgados federales. Finalmente se concretó en el contexto del 24 de marzo de este año, y luego de que el presidente Mauricio Macri propusiera convertir Campo de Mayo en un espacio verde.

“El proyecto viene como resultado de un proyecto anterior, de los años 2010-2012, que era un proyecto de extensión y de investigación, que buscaban crear un espacio de memoria en Campo de Mayo”, recordó Vecchioli.

La iniciativa llegó al Congreso de la Nación con el acompañamiento de legisladores nacionales y más de veinte agrupaciones de derechos humanos, territoriales y sociales de Zona Norte. Desde 2012, espera su aprobación. “La idea es que eso se retome”, completó la investigadora.

En 2015 parte del presupuesto participativo de la Universidad se destinó a la construcción de ese dispositivo interactivo digital, con el objetivo de contribuir a los procesos de transmisión de la memoria sobre la última dictadura cívico-militar, explicaron en la UNGS.

El desarrollo estuvo a cargo del Equipo Huella Digital, conformado por especialistas en el diseño y la realización de dispositivos virtuales interactivos que realizó el documental interactivo sobre el Casino de Oficiales de Esma y el centro clandestino Club Atlético.

“Es muy importante en términos de los usos que para la causa puede tener el Recorrido Virtual. Abogados y fiscales ya nos lo pidieron para utilizarlo porque, aunque es posible llevar a los sobrevivientes al lugar, le es difícil reconstruir los hechos porque hay solo cimientos”, indicó Vecchioli.

“También tiene un uso pedagógico de la memoria, sobre todo para las localidades de la zona y está previsto realizar cursos de utilización para docentes”, completó.

Acceder a la reconstrucción virtual: www.ungs.edu.ar/campomayo/campo-mayo.php

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS