"El Plan B de Temer es la vuelta del neoliberalismo con todas sus presiones"

El integrante de la conducción nacional del Partido dos Trabalhadores confirma la candidatura a presidente de Lula y no descarta que el gobierno brasileño presente un proyecto para suspender las elecciones.
10 de Junio de 2018

Con un itinerario que comenzó con la Marcha Federal, pasó por la concentración de #NiUnaMenos y concluyó con un encuentro del Comité Argentino por Lula Libre, Raúl Pont, miembro fundador e integrante de la conducción nacional del Partido dos Trabalhadores, estuvo en Buenos Aires y charló con Tiempo sobre la coyuntura brasileña.

–¿Sostienen la candidatura de Lula?

–Sí, porque para nosotros y para los juristas y la opinión pública internacional, Lula es un preso político. El proceso judicial que tuvo no se sostiene. No hay pruebas, no hay nada material que pueda sostener una condena. Por eso, nosotros vamos a sostener la candidatura de Lula, vamos a disputar en todos los estados del país, en la mayoría con candidaturas propias. Tenemos cinco gobernadores del PT que van a la elección, el apoyo en Maranhao al compañero del PCdB (Partido Comunista do Brasil), y en diversos Estados participando de frentes, especialmente en Estados importantes como San Pablo, Paraná, Santa Catarina, Río Grande do Sul o Minas Gerais. Incluso en Río de Janeiro, donde se está trabajando para un acuerdo, que son los distritos más populosos, tenemos candidaturas propias del partido o en frentes con acuerdos de desarrollar la campaña junto con Lula y lo que significa, eso es lo importante, que es un proyecto, un programa que fue golpeado, que fue sacado del gobierno injustamente. Porque el golpe no tiene nada que ver con la corrupción, el golpe fue un cambio de política económica y de política internacional y en general del país, sin elecciones.

–¿Pero el PT tiene un Plan B?

–Hay fuerte presión para que el PT presente un plan B, pero quien tiene un Plan B es Temer. Es que su gobierno presenta un único rumbo, lo que provocó la salida de Pedro Parente de Petrobras, que es la aplicación de una política abiertamente contra el país, contra la mayoría de la gente, y apuestan a perder las elecciones. Es la radicalización. Esa es la síntesis de la cosa. Temer y la alianza del PMDB (Partido del Movimiento Democrático Brasileño) y el PSDB (Partido de la Social Democracia Brasileña) en torno del proyecto "Puente para el futuro", no es otra cosa que la vuelta al gobierno de Fernando Henrique Cardoso, la vuelta del neoliberalismo, con todas sus presiones. Sea la liquidación y privatización de Petrobras, los ataques a la legislación laboral o a las jubilaciones de la gente. Se hace un ataque muy duro a las políticas sociales, que están paralizadas, congeladas, todos los gastos de educación, salud y asistencia social por 20 años. Que no sólo lo aprobaron, sino que ¡lo pusieron en la Constitución! Es un problema político porque lo paga la población directamente.

–¿Como Plan B podrían suspender las elecciones?

–Se habla de no realizar las elecciones, pero no hay proyecto presentado formalmente en el Congreso, y a esta altura sería imposible. Aunque tal vez puede ocurrir. La idea de que ellos lleguen a esa locura no es algo descartado. Pero eso simplemente ampliaría mucho la ilegitimidad y la oposición al gobierno. Porque hay candidatos de varios partidos, del centro y centro derecha, o la gente misma esperando las elecciones. Es una salida de fuerza que no le daría la más mínima estabilidad para lograr gobernar.

–¿La peor tragedia de Temer es no encontrar un candidato?

–Sí, es que el candidato después de Lula que mejor aparece es (Jair) Bolsonaro, que es un tipo riesgoso, un tipo que ni la derecha más elegante, más educada, con algún barniz liberal acuerda o acepta. Es un tipo que es un troglodita, que cuando habla de cualquier cosa sólo gana adversarios. Después de él viene Marina (Silva) que es una mujer que salió del PT hace tiempo, no alcanzó a organizar lo que quería, no tiene condiciones personales ni programáticas, para crear lo que llamaba Rede e Sustentabilidad, tiene uno o dos diputados federales como máximo. Y ella tiene una visión mesiánica de la política, aparece como nuestra salvadora. Las demás candidaturas están con menos del 5 por ciento. Ciro Gomes, está en 5. (Guilherme) Boulos y Manuela (d'Almeida) ni logran hacer puntos. La derecha tiene una infinidad de candidatos con cero coma y algo. El más sólido es el gobernador de San Pablo, Geraldo Alckmin, porque si se lanza tiende a crecer y hoy tiene unos 5-6.

–¿Y el PT cómo está?

–Lula en la última encuesta de Vox Populi, hizo 39 puntos, casi 40, y le gana a cualquier adversario en segunda vuelta. Es por eso que está preso y por eso esta la campaña "Lula Livre". Y lo importante es que no fuimos totalmente derrotados, y es un fenómeno muy importante, que a pesar de la masacre que el PT sufrió, no solamente somos hoy el partido más querido por la gente, con la mayor preferencia, debajo de lo que fuimos pero volviendo al nivel del 20%, sino que tuvimos entre noviembre del 2017 hasta ahora más de 400 mil afiliaciones nuevas, con eso el PT pasó los 2,2 millones de afiliados. Fue una forma de adhesión y solidaridad. Que es un número simbólico muy fuerte porque pocos partidos en América Latina tienen ese nivel de
adhesión. Además, tenemos presencia en todo el país y vamos a disputar elecciones en todo el territorio. Por eso queremos defender la democracia y las elecciones, no aceptamos la tesis que hay que prorrogar mandatos o hacer acuerdos. «

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS