Ercolini sobreseyó a la hermana de Triaca

 En una causa en la que había sido denunciada por "millonarias contrataciones directas" del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.
2 de Septiembre de 2018

El juez federal Julián Ercolini sobreseyó a Lorena Triaca, hermana del ministro de Trabajo, Jorge Triaca, en una causa en la que había sido denunciada por "millonarias contrataciones directas" del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires a la empresa UNIFY Communications SA, de la que era directiva. UNIFY es una distribuidora de equipos de comunicación radicada en Olivos, sucedánea de una de las empresas del grupo Siemens. El 31 de mayo de 2016, el gobierno porteño publicó en el Boletín Oficial la contratación directa de UNIFY por más de siete millones de pesos. En rigor, fueron dos contratos, uno por 7.048.435,55 y el otro por 667.300 pesos.

La hermana del ministro se desempeñaba en las sociedades relacionadas con UNIFY desde largo tiempo atrás pero su última contratación se había producido en diciembre de 2015. La hermana del ministro cambió de trabajo un día después de la publicación del contrato en el Boletín Oficial. Pasó a desarrollar tareas en una fundación ligada a Cambiemos.

La investigación descartó que Lorena Triaca, directiva de UNIFY, integrante de la Fundación Argentina para la Promoción de Inversiones y Comercio Internacional (continuadora de la Fundación Exportar, un think tank del actual gobierno) y hermana del exlegislador y actual ministro de Trabajo hubiera estado de los dos lados del mostrador.

El fiscal Jorge Di Lello, en quien el juez Ercolini delegó la investigación, estableció que "no resultan hechos o acciones que merezcan un reproche jurídico penal".

"Mientras Triaca trabajaba para la empresa UNIFY nunca existió una relación de índole comercial con la Fundación para la cual ejerció el cargo de directora de Asuntos Externos, es decir no se desprende de ambas relaciones laborales algún tipo de beneficio recíproco", amplió el dictamen. "Realizar alguna conexión entre el actuar de Lorena Triaca y la contratación del GCABA es realmente de difícil andamiaje. De haberse visto favorecida la empresa UNIFY lo habría sido cuando (Triaca) se encontraba en el ámbito de la actividad privada".

Ercolini suscribió que "al ser una licitación directa por exclusividad no resiste el menor análisis cuestionar si Lorena Triaca o cualquier otro empleado formaba parte de la nómina de UNIFY, ya que en este caso el gobierno de la CABA en diversas áreas de su administración contrató a dicha empresa para sus servicios de comunicaciones desde hace más de una década con el contenido de unificar y lograr la compatibilidad del servicio".

El sobreseimiento destaca que "la formación del proceso no afecta el buen nombre y honor del que hubiere gozado".  «

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS