Faltante de vacunas Menveo: estaban trabadas en la Aduana y en 10 días llegan a los centros de salud

La vacuna contra la meningitis forma parte del calendario nacional pero hay escasez desde hace 18 meses. La empresa que las fabrica reconoció problemas en su producción a nivel global pero en Argentina había miles de dosis que el gobierno de Cambiemos no retiró de la Aduana. La actual gestión las liberó y en 10 días ya estarían en los centros de salud públicos.

(Foto: Telam)
Por Javier Borelli - @JaviBorelli
20 de Febrero de 2020

El silencio no es salud. Basta poner la palabra Menveo en el buscador de la red social Facebook para entender la angustia que atraviesan miles de personas del país ante la falta de información sobre el faltante de vacunas antimeningocócicas Menveo. Las denuncias tienen por lo menos 18 meses y los grupos están más activos que nunca. Sucede que actualmente es casi imposible encontrar en cualquier centro de salud la inyección que desde 2017 forma parte del Calendario Nacional de Vacunación y que, por lo tanto, el Estado debe garantizar. La actual gestión del Ministerio de Salud de la Nación se encontró con esta situación al asumir y asegura que en marzo se normalizará la distribución, pero aún no realizó un comunicado oficial. ¿Quiénes son los responsables de esta situación?  ¿Los niños están en riesgo? Respuestas profesionales para atravesar estos tiempos de incertidumbre.

Carla Orsini es médica pediatra del Centro de Salud y Acción Comunitaria (CeSAC) 31 del Bajo Flores. Allí atiende a cientos de pacientes todos los días. Hija y nieta de pediatra, hace unos meses decidió llevar su tarea afuera del consultorio y abrió una cuenta en Instagram para dar recomendaciones saludables para los niños. Allí la siguen decenas de miles de personas. Y allí también descubrió el alcance del problema de la Menveo.

“Hace mucho tiempo hice un posteo contando sobre qué era la Menveo y por qué había que dársela a lo chicos. Y de repente empecé a recibir mensajes de todas partes diciendo que no la conseguían. Ahí me di cuenta de que en la Ciudad de Buenos Aires había cuando ya no había en el resto del país. Así que empecé a compartir los mensajes que me llegaban diciendo dónde conseguir en La Plata, en Rosario, Córdoba, etc. Pero en el último mes recibí hasta 100 mensajes por día preguntando dónde estaba. Se contaban de padre en padre. Y empezó a pasar que las vacunas se agotaban en el día porque caían 50 padres en un CeSAC adonde había”, cuenta Orsini a Tiempo.

La desesperación de los padres, explica, es comprensible. “Es una vacuna obligatoria para niños de hasta 15 meses. Así que agarra a los padres también en un momento de mucha angustia y preocupación. Pero no hay brote. Es más, hace tres años la vacuna no estaba en el Calendario Nacional, asi que se la daba el que podía. Pero ahora es un derecho y está siendo vulnerado”, contextualiza.

Lo mismo destaca Ricardo Teijeiro, integrante de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI). “Tenemos alrededor de 200 casos por año de meningococo. No hay epidemias. Pero de todas maneras no podemos disminuir su importancia”, señala. “El que no se la aplicó va a tener la indicación fuera de la edad y es probable que el riesgo ya lo haya pasado. Pero lo importante es que se está en camino de revertir este faltante”, añade.

“Se está trabajando para restablecer la vacuna. En marzo van a estar en las provincias para que las distribuyan a todos los centros de atención primaria”, le confirman a Tiempo fuentes del Ministerio de Salud de la Nación. La respuesta no tiene la firma de ninguna autoridad porque primero quieren reunirse con los ministros de todas las provincias, hecho que sucederá recién la semana próxima. Pero informalmente ya han comenzado a circular esa información que sirve, en especial a los Centros de Salud, para contener a los padres desesperados. El problema, explican las enfermeras, es que son ellas quienes asumen la cara del Estado y sufren las entendibles molestias de quienes temen por la salud de sus hijos.

¿Qué pasó y quiénes son los responsables?

“La firma GlaxosmithKline Argentina SA, titular del producto, nos informó que en el sector privado presentan problemas de abastecimiento. No tienen disponibilidad de Menveo, es un problema desde el país de origen, donde se encuentran racionalizando la entrega a nivel mundial ya que están modificando las plantas de producción. Estiman el restablecimiento durante el mes de abril”. El comunicado, publicado el 19 de febrero, lleva la firma de la Dirección de Gestión de Información Técnica de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT). Menciona la fecha de abril para la distribución en el sector privado (adonde podría conseguirse por alrededor de 5000 pesos), pero luego aclara que podría ser antes en el sector público. ¿Por qué?

...

Miles de dosis de Menveo “se encontraban en unos lotes retenidos en aduana que fueron liberados a comienzos de enero por el ministro de Salud, los cuales antes de que se encuentren disponibles en el mercado deben pasar por los controles de calidad y luego hay que tener en cuenta el tiempo de distribución”, agrega la nota. En diez días, aseguran en la cartera dirigida por Ginés González García, ya podrían encontrarse las dósis en los vacunatorios públicos.

También podés leer: Salud destrabó 12 millones de vacunas retenidas en la aduana

“No hay ninguna duda de que hay negligencia de la gestión anterior”, asegura Teijeiro. “Todas esas vacunas estaban en aduana y no se pudieron distribuir. Fue una decisión política de no pagar un impuesto. Pero fíjense qué ridículo: era el Estado vs el Estado. Es decir que era una decisión política. Por eso la nueva gestión lo que hizo fue eliminar la tasa de aduana y sacar las vacunas para distribuirlas. En esos lotes había todo tipo de vacunas del calendario: triple viral, quíntuple, etc”, detalla el representante de SADI.

Ahora, al menos, se conoce lo que pasó y hay una previsión de resolución. La urgencia es garantizar el acceso a la salud para toda la población. Luego vendrá el tiempo de analizar las responsabilidades de los que pusieron en riesgo a tantas personas y accionar en consecuencia.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS