Información electoral para decidir, aborto legal para no morir

El escenario electoral abre interrogantes sobre los resultados de un posible nuevo debate por la interrupción voluntaria del embarazo.
(Foto: Matías Cervilla)
15 de Septiembre de 2019

El año pasado los movimientos feministas de mujeres, lesbianas, travestis, trans y personas no binarias hicieron historia en nuestro país. Los reclamos por una sociedad más igualitaria desbordaron las calles y se instalaron con firmeza en la agenda política. Por primera vez un proyecto de interrupción voluntaria del embarazo logró la aprobación de una de las dos cámaras del Poder Legislativo pero no alcanzó para convertirse en ley. Economía Femini(s)ta relevó las posiciones de gran parte de los posibles integrantes del Congreso para estimar el resultado de un nuevo tratamiento sobre tablas. Tomando en cuenta el resultado de las PASO y las declaraciones públicas de los candidatos hasta el momento, el proyecto no contaría con los votos suficientes para ser aprobado. Ante este panorama, es necesario plantear estrategias para enfrentar el desafío de seguir construyendo una sociedad más justa.

El martes 6 de marzo de 2018 la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito presentó por séptima vez el proyecto de ley de IVE. El documento fue acompañado de la firma de 71 diputados y diputadas de todo el arco político. A partir de ese momento todo cambió.

...

Durante los tres meses que duró el debate, la palabra aborto dejó de pronunciarse en voz baja, irrumpió en las casas, las escuelas y las conversaciones cotidianas. Proliferaron las notas, entrevistas y hasta programas dedicados a analizar este tema. El país se tiñó de verde. El 14 de junio, luego de una sesión que duró más de 20 horas, por primera vez en nuestra historia, se logró la media sanción del proyecto. El resultado fue ajustado: 129 votos a favor y 125 en contra.

Las movilizaciones continuaron, el reclamo se mantuvo y las vigilias se repitieron al llegar el turno de la votación en el Senado los primeros días de agosto. Sin embargo, el desenlace no fue el esperado. En una de las noches más frías del año, y luego de más de 16 horas de debate, el proyecto fue rechazado por una diferencia de tan sólo siete votos. Pero para entonces, la marea ya había cruzado fronteras y alcanzado muchos de los países de la región. Se multiplicaron los pañuelos y las luchas. El reclamo por la legalización del aborto se transformó en el principal hecho político del 2018 y en un reclamo de toda América Latina.

En mayo de este año, la Campaña volvió a presentar el proyecto de ley de IVE. Por la coyuntura es muy probable que tanto el tratamiento, como la votación en el Congreso, se posterguen hasta el año próximo. Durante el proceso de elecciones de 2019 se renovarán muchas de las bancas: la mitad de la Cámara de Diputados y un tercio de la de Senadores. De la nueva composición de estos dos espacios depende, en gran parte, que este derecho se garantice.

Desde Economía Femini(s)ta, por medio de la planilla porotera (ver aparte) recopilamos durante 2018 información sobre las posturas de los posibles futuros miembros de las dos cámaras. Si aplicamos esta información a los escenarios proyectados para la próxima conformación de las cámaras, las perspectivas de que el resultado sea diferente al del año pasado no son claras.

De acuerdo con nuestras estimaciones, el porcentaje de senadores a favor de legalizar o despenalizar el aborto podría incrementarse, sin embargo, aún no alcanzaría para obtener un desenlace diferente al de 2018.

En Diputados el panorama es más difícil de evaluar. De las 132 personas que ocuparían las bancas, 34 no se han manifestado públicamente sobre este tema. Si ponemos el foco en las provincias, vemos que San Juan, Catamarca y Río Negro mantendrían los mismos números que en la votación anterior. Chubut, Córdoba y Salta ganarían votos a favor, mientras que La Pampa y Santiago del Estero, por el contrario, perderían los que tenían a favor y sumarían algunos en contra. La posición de gran parte de los legisladores del resto de las provincias sigue siendo un enigma. Hay muchos sin definir, lo que hace difícil estimar un resultado preciso. 

Esta falta de posicionamiento público llama la atención. La legalización del aborto debería ser un tema ineludible en la agenda política de la Argentina actual, sin embargo, se ha reinstaurado ese viejo silencio que ya creíamos superado. La cercanía con las elecciones, sumado al difícil escenario económico que se profundizó las últimas semanas y a la sostenida presión de los sectores religiosos que se oponen a la legalización, parecen haber atenuado muchas voces.

A poco tiempo de los debates presidenciales, no es claro que el tema vaya a formar parte de la discusión sobre el futuro de la Argentina. Que las políticas feministas, y específicamente las relativas a la salud sexual y reproductiva, no sean temáticas destacadas en estas elecciones era impensable un año atrás.  Ante este panorama, no es tiempo de replegarse. Debemos seguir demandando respuestas integrales y compromisos de todos los espacios políticos para que este reclamo central del movimiento feminista no quede por fuera de la agenda política. «

#28S por el aborto legal

Septiembre es el mes de la acción global por el acceso al aborto legal y seguro. El próximo 28 se celebrará el Día por la Despenalización y Legalización del Aborto y, como todos los años, el reclamo por el derecho de las personas con capacidad de gestar de decidir sobre su salud sexual y reproductiva se hará oír en las calles. Esta vez, a través de las fronteras de toda América Latina.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS