Julieta Zylberberg: "Estrenar una serie y una película en este contexto es casi un milagro inesperado"

La actriz protagoniza Post Mortem, la flamante producción de Flow, y Tengo miedo torero, el nuevo film de Rodrigo Sepúlveda. El brutal golpe que la pandemia le dio a la ficción local, la incertidumbre que genera el futuro y la necesidad de darle el verdadero valor a la salud y los afectos.
18 de octubre de 2020

Son tiempos muy difíciles para todos los que de forma directa o indirecta participan del mundo de la actuación. Por eso una actriz como Julieta Zylberberg valora todavía más el flamante estreno de dos proyectos ambiciosos: la serie Post Mortem y la película Tengo miedo torero. Un verdadero lujo para estos gélidos tiempos de pandemia.

Post Mortem es una propuesta original de la plataforma Flow en coproducción con TECtv, el canal del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación. Zylberberg la protagoniza junto a Alejandro Awada y Esteban Pérez y está inspirada en casos policiales reales. Durante ocho capítulos, Zylberberg interpreta a Florencia Rodra, una periodista que deberá dar a conocer una serie de casos policiales, pero antes deberá investigar las características y naturaleza de múltiples y sangrientos crímenes.

Por otro lado, este viernes se estrené la película Tengo miedo torero (del director Rodrigo Sepúlveda), basada en el celebrado libro homónimo del escritor chileno Pedro Lemebel. El film está ambientado en Chile, durante 1986 y narra la historia de amor entre un miembro de la organización guerrillera Frente Patriótico Manuel Rodríguez y una travesti que borda manteles para esposas de militares durante el último proceso de facto del otro lado de la Cordillera de los Andes. La actuación de Zylberberg confirma que también hace buen pie en el mundo del cine. “Estoy contenta por estas novedades. Estrenar una serie y una película en este contexto es casi un milagro inesperado", expresa entusiasta Zylberberg.

–En un contexto global desfavorable tu trabajo tiene actualmente mucha exposición. Supongo que en estos días eso debe ser movilizador.

–Tener una nueva serie y una película al mismo tiempo es buenísimo, sobre todo porque en el caso de Post Mortem se trata de una ficción de nuestro país en un momento donde no hay nada. Recuerdo que cuando comenzó la pandemia estaba haciendo una tira como Separadas, que era la única que había de ese tipo, pero terminó de un día para el otro así como terminaron muchas cosas. Es que la pandemia lo puso todo más difícil y complejo aún, y todavía no sabemos cómo puede terminar esto.

–¿Cómo llegás a protagonizar una serie como Post Mortem y qué fue lo que más te atrajo de la propuesta?

–Fue a principio del año pasado cuando los productores me acercaron algunas cosas de la producción y me explicaron de qué se trataba. Pero cuando leí los guiones me interesaron mucho porque sentí que eran bárbaros. El elenco que proponían era un lujo, algo que afortunadamente terminó siendo de esa forma. Por otro lado, mi personaje era uno de esos que cuando te llegan te sentís con toda la suerte del mundo. Por eso me sumé al toque. Por suerte pudimos hacerlo en un momento en que no había pandemia. Filmamos durante el verano de 2019. Todo Post Mortem me gustó mucho, pero mi personaje fue muy movilizante. Es que va sufriendo diversas situaciones que la hacen tomar otros caminos y eso me pareció súper rico para hacer. Todo fue una superproducción tremenda y me encanta como quedó.

–La serie está inspirada en hechos reales. ¿Hiciste algún trabajo de campo para desarrollar tu papel?

–Cada capítulo de Post Mortem está basado en un caso real. Pero yendo a tu pregunta, en lo que más concentré fue en desarrollar al personaje que me tocó, pero también a su evolución como parte de la historia. No puedo develar mucho, pero a ella se le destapa una olla que tiene que ver con su pasado. Pero lo que más me gustó es que la serie en cada capítulo tiene a un profesional de balística, también a un forense o un experto en criminalística y varios otros profesionales que hacen un aporte súper interesante. Fue espectacular conocerlos, así que lo que hicimos fue entrevistarlos de manera real para que nos contestasen desde su profundo conocimiento sobre la materia y a ciencia cierta. Con ellos las jornadas de grabación fueron una maravilla porque aprendías todo el tiempo.

–La serie se extiende a lo largo de ocho capítulos desarrollando diferentes y particulares historias policiales. ¿Hubo alguna que te haya sorprendido más que otra?

–Las historias son verdaderas, pero es verdad que hay algunas que son diferentes, por ejemplo algunas son más sangrientas que otras. Pero lo más interesante de la serie es que siento que los casos están ahí, bien expuestos y deja claro el cómo le pega a los personajes el hecho en sí mismo. Son los investigadores los que te dicen siempre que el crimen perfecto existe porque se tarda en investigar. Y si hay un error en investigar eso le corresponde a la justicia por no haber hecho sus cosas a tiempo.


...

–Con respecto a tu trabajo en Tengo Miedo Torero, ahí desarrollás en pantalla a una guerrillera. ¿La propuesta te interesó enseguida?

-¡Sí, me encantó! Fue una experiencia muy emotiva. Cuando el productor local me acercó el guión y lo leí me cautivó totalmente. Después conocí a Rodrigo Sepúlveda, director de la película, y eso fue como amor a primera vista. Estuvo segura de que quería hacer el papel y se lo dije enseguida. Él es un director muy hermoso, inteligente y amoroso. Creo que desarrolló y creó una película con mucho amor y franqueza total por la historia. Todo fue muy bueno, por eso estoy muy contenta de estrenar esta película porque siempre me pareció una propuesta hermosa. Ojalá a todos les represente lo mismo que yo viví siendo parte de esa producción.

–¿Conocías la obra de Pedro Lemebel?

–No, la verdad que no la conocía. Sabía quién era él, por supuesto, pero no lo había leído. Cuando me topé con su universo al leerlo quedé todavía más fascinada por poder participar de la película. Allá en Chile estaban como locos en la época en que era un proyecto porque nunca se había hecho nada de Lemebel en cine, de hecho Tengo miedo torero es su única novela. El desafío también pasó por filmar en otro lugar y con gente que no conocía.


...

–La pandemia generó cambios rotundos en el mundo de la actuación. ¿Cómo te afectó particularmente la situación sanitaria?

-La verdad es que pasé por muchos momentos, inclusive con pánico aterrador por tener mucho miedo al contagio y por el peligro a que se puedan enferman personas queridas y cercanas. Estoy conmovida por el caos absoluto a nivel mundial y por la incertidumbre insoportable de que nos acercamos al tacho y no sabemos cuándo saldremos de eso. Siento que es un momento apocalíptico, pero agradezco tener un techo, donde vivir y contar con comida, a pesar de todo. Agradezco que tengo salud, que mi hijo y a los que quiero también la tienen.

¿Qué te producen las marchas de los anticuarentena y de los que se manifiestan sin importarle la existencia del otro?

-Me parecen de una irresponsabilidad absoluta o, mejor dicho, actos de maldad, directamente. Hoy más que nunca creo que la tarea de los médicos es más importante que cualquier otra. Habría que hacerle un monumento a cada personal de salud del país porque están arriesgando sus vidas para salvar otras. Están dejando todo lo que tienen por el prójimo. Eso es algo que no puedo ver de otra manera. Debemos cuidarlos y estar con ellos cueste lo que cueste.


Post Mortem/Tengo miedo torero

Post Mortem. Dirección: Diego Palacio. Actúan: Julieta Zylberberg, Esteban Pérez y Alejandro Awada. Disponible en Tectv y Flow. Tengo miedo torero. De Rodrigo Sepúlveda. Actúan: Alfredo Castro, Leonardo Ortizgris y Julieta Zylberberg. Disponible en Cine.ar Play hasta el 23 de octubre. 




Preocupación y un futuro incierto

La situación de sus colegas es algo que lejos está de pasar desapercibido para Zylberberg. La incertidumbre es tan grande para el sector de la actuación que, más allá de no contar con proyectos certeros, ella se siente afortunada. “El panorama es desolador para el sector de la cultura. Ya venía muy golpeado antes de la pandemia, pero ni hablar todo lo que tiene que ver con lo audiovisual, donde tengo muchos amigos freelance. Actualmente no se está filmando nada, y no sé cómo se seguirá a futuro porque los protocolos son muy caros de aplicar. No todas las producciones pueden llevarlos a cabo, y no hablemos del sector del teatro”.

Con respecto a lo que vendrá a futuro en términos laborales, por el momento todo es incertidumbre. “No puedo confirmar nada porque estoy como todo el resto. Hace poco lo único que hice fue una nueva función de La Fiebre, vía streaming, pero no es algo que hacemos siempre y no sabemos cuándo volveremos a hacerla. La experiencia de hacer teatro bajo esa forma de transmisión es algo rara porque te falta el público. De todas formas no sé cuánto público hay para el streaming porque todo el mundo está haciendo lo mismo y está bien que así sea", destaca la actriz no sin pesar por el duro momento que vive el sector.


Terrible y siniestro

Es conocida la militancia que desarrolla Julieta Zylberberg en favor del movimiento feminista. Tanto en su discurso personal como en las redes sociales, siempre exhibe un fuerte compromiso con la causa. Por eso en el contexto de la charla, el tema aparecerá en forma recurrente: “Es algo terrible y siniestro lo que está sucediendo con la vida de las mujeres en este tiempo, y ni que hablar del aumento de maltratos y de muertes que sufren las mujeres en esta época de pandemia”, dice Zylberberg. “Como mujeres no podemos hacer otra cosa que no sean denuncias, pero también tender redes entre nosotras para intentar llegar hacia los lugares donde se brinda ayuda. La verdad es que el panorama es desolador, pero debemos hacernos más fuertes que nunca para evitar todo lo que se pueda evitar. Hasta no hace mucho tiempo atrás el atropello contra las mujeres y el maltrato eran algo cotidiano, sin embargo hoy es algo que ya está cambiando para mejor. No digo que el trabajo esté hecho, para nada, sólo digo que se debe continuar haciendo lo que hacemos para tener mejores resultados”, concluye.






























Terrible y siniestro

Es conocida la militancia que desarrolla Julieta Zylberberg en favor del movimiento feminista. Tanto en su discurso personal como en las redes sociales, siempre exhibe un fuerte compromiso con la causa. Por eso en el contexto de la charla, el tema aparecerá en forma recurrente: “Es algo terrible y siniestro lo que está sucediendo con la vida de las mujeres en este tiempo, y ni que hablar del aumento de maltratos y de muertes que sufren las mujeres en esta época de pandemia”, dice Zylberberg. “Como mujeres no podemos hacer otra cosa que no sean denuncias, pero también tender redes entre nosotras para intentar llegar hacia los lugares donde se brinda ayuda. La verdad es que el panorama es desolador, pero debemos hacernos más fuertes que nunca para evitar todo lo que se pueda evitar. Hasta no hace mucho tiempo atrás el atropello contra las mujeres y el maltrato eran algo cotidiano, sin embargo hoy es algo que ya está cambiando para mejor. No digo que el trabajo esté hecho, para nada, sólo digo que se debe continuar haciendo lo que hacemos para tener mejores resultados”, concluye.





























Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual