La Comisión de Derechos Humanos del Parlasur también cuestiona a Almagro

Un documento del organismo regional recuerda que el secretario general de la OEA no tiene facultades para impedir la renovación de mandato del titular de la CIDH, el brasileño Paulo Abrao.

(Foto: AFP)
7 de septiembre de 2020

La Comisión de DDHH del Parlasur rechazó los fundamentos de Luis Almagro, Secretario General de la OEA, para "concluir el proceso de renovación del mandato" del Secretario Ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Paulo Abrao.

“Con esa actitud se están desconociendo las facultades de la Comisión, reconocidas otrora, y contenidas en el Estatuto de la CIDH, que prevé los mecanismos para la separación de su Secretario Ejecutivo, los que se realizaran siempre en consulta con la Comisión, informando los fundamentos de dicha decisión”, dice un comunicado que firma el presidente de la CDH del ese parlamento regional, Gastón Harispe.

“De conformidad con lo normado por el Artículo 21 del Estatuto de la CIDH y el Artículo 11 inc. 3 del Reglamento de la Comisión, se realizo una sesión los días 8 y 9 de enero de 2020, en la que se tomo la decisión renovar el mandato del Secretario Ejecutivo por cuatro años mas.  Esta decisión fue ignorada por Almagro, al resolver no hacer lugar el proceso correspondiente destinado a renovar dicho mandato”, agrega el documento.

Almagro recurrió a supuestas denuncias por malos tratos laborales contra Abrao presentadas de un modo muy cuestionado cuando se vencía el mandato del brasileño. (ver aca)

“De comprobarse las irregularidades referidas -señala el comunicado de la Comisión de DDHH del Parlasur - se deben tomar las acciones correspondientes, por lo tanto queda claro que el Secretario General de la OEA no puede tomar decisiones al respecto sin realizar las consultas previstas”.

Y añade: “La sola referencia a determinadas irregularidades, contenidas en un informe que no se ha dado a conocer, no puede resultar fundamento suficiente para la decisión tomada, y mucho menos para desconocer las normas previstas para el tratamiento de situaciones de esta naturaleza”.

Para finalizar, el organismo del Parlasur reclama que “se arbitren los medios necesarios para garantizar la autonomía y la independencia de la Comisión Interamericana de DDHH, la que no puede ni debe estar sometida –de modo alguno- a ningún tipo de presiones y mucho menos política”.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual