La Feliz dejó de serlo: casi un mes de huelga de municipales y la ciudad desborda de basura

Se cumplieron cuatro semanas del conflicto entre los trabajadores municipales y el partido de General Pueyrredon, del que Mar del Plata es la cabecera. Seria disputa entre los gremios y el intendente. La ciudad es un caos en plena temporada. Sólo se mantienen algunos servicios esenciales. Un conflicto extra, el de los taxistas.
7 de Enero de 2019

Mientras la ciudad trascurre por el momento central de una temporada veraniega 2019, que estuvo aguardando con ansiedad, el estado municipal marplatense sigue paralizado, o casi, por la huelga que hace 28 días mantienen los trabajadores municipales con el partido de General Pueyrredón, cuya cabecera y principal espejo del conflicto es la ciudad de Mar del Plata.

La medida de fuerza comenzó el 11 de diciembre y se esperaba que la solución llegase antes de fin de año, pero no fue así. El reclamo se basa en la apertura de las paritarias y la única respuesta que tuvieron los trabajadores de parte del intendente Carlos Arroyo, de Cambiemos, fue una difusa oferta que no superaría el 14% cuando la inflación del 2018 se acercó al 50% en todo el país, con cifras superiores en algunos puntos de la costa argentina. En abril, el Ejecutivo y el gremio acordaron un aumento salarial de 12%, a lo que en agosto se sumó una recomposición del 6%, con el compromiso de reabrir las negociaciones en octubre, pero eso nunca ocurrió.

El conflicto se advierte a poco de recorrer las calles de la ciudad. Por caso,plazas descuidadas, llenas de basura; los cestos de basura; la proliferación de autos mal estacionados y en doble fila ya que no corren riesgo de ser pasibles de multas; ausencia de controles de alcoholemia, nocturnidad y aglomeraciones en el tránsito; absoluta falta de control sanitario, tanto en los comercios como en los vendedores callejeros.

En las salas de salud se brindan las respuestas mínimas, insuficientes en una ciudad con casi un millón de habitantes, repleta de turistas que la vistan en esta época del año. El tema de la salud es particular mente crucial. Se estima que más de 15 habitantes de la ciudad aguardando para vacunarse, mientras que se resintió la actividad en el CEMA (Centro de Especialidades Médicas Ambulatorias), donde, por ejemplo, no se pudieron hacer 400 mamografías y más de 1.000 estudios por imágenes, previstas para el último mes.

Así como cientos de cadáveres que no son inhumados en el cementerio (solo se brindan las guardias mínimas) y la paralización de todas las gestiones municipales, entre ellas, las habilitaciones municipales de comercio y las licencias de conducir (hay 4000 en espera). Hay nula presencia de los inspectores en fiestas electrónicas y el funcionamiento de los los boliches nocturnos quedan librados al albedrío de quienes lo manejan.

Rubén García es el secretario general de la Federación de Sindicatos Municipales Bonaerenses y apuntó con dureza al intendente: “El Ejecutivo no sabe cómo justificarse, pero hay funcionarios que se quedan por el sueldito, más bien sueldazo”. En diálogo con LU6 Radio Atlántica, aseguró: “Arroyo es un hombre mayor, dudo que esté en sus cabales y creo que hay varios motivos para fundar esto. Según sus funcionarios, él toma una decisión hoy y al otro día dice que no o decide otra cosa. Habría que analizar si estos cambios de humor del intendente no son en realidad otra cosa”. Y resumió: “Es un conflicto largo que no fue deseado por los trabajadores, porque en octubre se podría haber arreglado. Esto fue provocado por el intendente”.

Como respuesta, la semana pasada, el intendente Arroyo convocó a funcionarios de su gabinete y algunas ONG a realizar una jornada de limpieza en las plazas y espacios públicos que por supuesto no alcanzó para nada.

Mañana, los trabajadores municipales tienen previsto una asamblea en la sede del gremio, para determinar las medidas a tomar de ahora en adelante. La falta de acuerdo entre las partes, justamente en esta época del año, genera además, grandes pérdidas económicas para el municipio.

Los taxistas versus Uber

En las últimas horas, se sumó otro conflicto. El Sindicato Único de Peones de Taxi de Mar del Plata se declaró en estado de alerta y movilización, al tiempo que este miércoles se realizará una asamblea, para delinear un plan de lucha, ante el desembarco de Uber en la ciudad. Los choferes fueron alertados sobre el peligro de sus fuentes de trabajo ante la aparición de un cartel publicitario de Uber en la medianera de un edificio céntrico de la ciudad.

Mientras, los medios hegemónicos prefieren mostrar los romances de un recurrente galán con una joven modelo del momento, o cómo trascurre la moda del cigarrillo electrónico en la playa, el balneario argentino que supo ser el más popular desde mediados del siglo pasado, desborda de basura, inequidad y conflictos que no se resuelven.Mientras, los medios hegemónicos prefieren mostrar los romances de un recurrente galán con una joven modelo del momento, o cómo trascurre la moda del cigarrillo electrónico en la playa, el balneario argentino que supo ser el más popular desde mediados del siglo pasado, desborda de basura, inequidad y conflictos que no se resuelven.
Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS