La madre es la principal sospechosa del asesinato de una nena de 9 años

El crimen ocurrió el miércoles por la noche en Flores. Todos los testigos y las cámaras de seguridad la sitúan en la escena del crimen. 

11 de Octubre de 2018

Investigan el asesinato de una nena de 9 años en el barrio porteño de Flores y por el crimen la Policía de la Ciudad detuvo a su madre como principal sospechosa.

Los investigadores detuvieron este miércoles por la noche a Angélica Gómez, de 48 años, madre de la niña que fue asesinada de un cuchillazo en la garganta en plena calle. Según lo que trascendió, la mujer al momento de ser detenida se mostró tranquila, colaboró con los efectivos que la llevaron a la comisaria y se sentó en el calabozo con su ropa manchada con sangre de la niña.

El dueño de una camioneta Volkswagen Suran, que estaba estacionada sobre la calle Terrada, pudo observar que la mujer estaba muy nerviosa y empujando su vehículo la noche del crimen. Las maniobras de Angélica llamaron la atención del hombre por lo cual se acercó y vio a Sol, de 9 años, tendida en el piso con un profundo corte en la garganta, entre dos autos que estaban estacionados. Por lo cual, los investigadores aducen que Angélica habría intentado empujar la Suran para ocultar el cadáver.

Además, éste hombre que resulta testigo de este terrible hecho, fue quien alertó al Servicio de Emergencias 911. A los pocos minutos llegó una ambulancia del SAME, pero cuando llegaron al Hospital Álvarez, la nena había muerto como consecuencia de la herida de arma blanca en su garganta.

Una policía, que había visto la filmación de una cámara de seguridad que aportó una vecina, encontró y reconoció a Angélica en Yerbal y Condarco, le dio la voz de alto y pudo observar cuando descartó el cuchillo usado para cometer el crimen. El mismo fue arrojado al jardín de un edificio vecino. Fue arrestada y en el bolsillo de su pantalón llevaba el documento de identidad de la menor.

Otros policías declararon que la habían visto con la niña minutos antes al crimen, a unas cuatro cuadras del lugar donde fue hallazgo del cuerpo. Éstos efectivos fueron quienes aportaron el dato de que Angélica -mientras caminaba con su hija de la mano- preguntaba a la gente por un hotel.

Por otro lado, los investigadores pudieron chequear el dato de que Angélica es víctima de violencia de género por parte de su pareja y padre de sus hijos, Alfredo. Esto consta en denuncias hechas en comisarías de la zona. Y un expediente revela que la mujer sería paciente ambulatoria de un hospital psiquiátrico porteño con un diagnóstico de depresión y angustia. La causa está en manos del Juzgado N°20.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS