La problemática de género sale a las canchas argentinas

Unas 8000 personas ya pasaron por el curso de Género, Masculinidades y Violencia que dicta la Secretaría de Deportes. Las federaciones firmaron un compromiso para la eliminación de las violencias en el ámbito deportivo.

(Foto: Edgardo Gómez)
11 de julio de 2020

La inclusión no es un valor en sí mismo si no se pretende con ella transformar profundamente la realidad. Así lo cree Inés Arrondo, la primera mujer en estar al frente de la Secretaría de Deportes de la Nación. De la mano de ese hito, y en consonancia con otras medidas del gobierno nacional como la creación del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad, la exdelantera de Las Leonas decidió construir un plan de gobierno sostenido en la lucha por la igualdad en el deporte.

A principio de año, Arrondo presentó a las federaciones nacionales una serie de proyectos transversales. Entre los ejes más destacados aparecían las cuestiones de género y la necesidad de federalizar las políticas lanzadas desde la Secretaría. Además, las federaciones y asociaciones firmaron un acta de compromiso para la eliminación de las violencias en el mundo deportivo. Según la funcionaria, “es un pedido del presidente Alberto Fernández que breguemos por un deporte social y federal, así que trabajamos para lograr esa identidad del deporte nacional”.

En línea con estas modificaciones estructurales pretendidas, una de las primeras medidas de Arrondo fue la creación de la Dirección de Políticas de Género, que fue incluida en el organigrama de la Secretaría y quedó a cargo de Guillermina Gordoa, licenciada en Psicología y especialista en programas con enfoques de género. Desde ahí se dio el primer paso para que las instituciones deportivas del país comiencen a repensar sus prácticas, a través del lanzamiento del curso “Lo que no podés dejar de saber sobre Género, Masculinidades y Violencia”. “No queremos que este curso quede en una mera transmisión de información, sino que pretendemos convertirlo en una herramienta para transformar profundamente todos los estamentos del deporte. Se trata de una política deportiva y es parte de la identidad que va a tener nuestra gestión”, explica Arrondo a Tiempo.



Según datos oficiales, ya pasaron por el curso 50 clubes, 20 federaciones y 16 organismos provinciales. El tema ya quedó sembrado en el territorio. “Este es un enorme desafío que quizás mi generación no esperaba ver. Tenemos que preparar las estructuras dirigenciales y nuestras instituciones para eso”, aseguró el responsable de Deportes de Entre Ríos, José Gómez, en la presentación del programa. Un poco más al sur, en Santa Cruz, el secretario Martín López aseguró que la provincia tendrá un área de Deporte y Género.

Desde la Secretaría cuentan que todas las federaciones nacionales mostraron buena predisposición: hasta el momento, más de 8000 personas participaron del curso, que se brinda vía Zoom por la pandemia, y se entregaron más de mil certificados. “Veo mucho interés en las distintas disciplinas. Hay deportes que tienen una problemática mayor que otros, pero hay cuestiones intrínsecas que se replican en todas las estructuras de desarrollo”, analizó Arrondo.

...

En ese sentido, y luego de un verano atravesado por el asesinato de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell, una de las primeras instituciones con las que trabajó la Secretaría fue la Unión Argentina de Rugby. Tras una serie de reuniones durante el mes de febrero, la UAR aplicó los lineamientos de los talleres y terminó de darle forma a su programa "Rugby 2030, hacia una nueva cultura". “Este plan tiene como objetivo reconocer, responsabilizar y resolver la conflictividad relacionada con el rugby en Argentina, buscando crear una nueva cultura acorde a nuestros tiempos, reduciendo la violencia en todos sus aspectos”, explicaron desde la UAR. La iniciativa, que se implementará a lo largo de los próximos dos años, busca una respuesta a una deuda dentro del ambiente del rugby: durante décadas fueron naturalizadas conductas y tradiciones violentas, que en el último tiempo cobraron visibilización.

Por otra parte, y en medio del reclamo de la selección femenina de fútbol por mejoras en las condiciones laborales, la Confederación Argentina de Básquetbol también se sumó a la propuesta de la Secretaría: el curso ya fue adoptado por la CABB de manera oficial y se convirtió en un requisito obligatorio para quienes trabajan ahí, incluso para quienes se sumen en un futuro. Eso no es todo: “Hicimos el lanzamiento de las 46 Escuelas Deportivas Argentinas, que por primera vez serán únicamente de básquet femenino”, cuenta Karina Rodríguez, directora de Desarrollo de básquet de mujeres de la CABB.

El curso de la Secretaría, que consta de talleres autoadministrables para que cada institución y cada deportista lo pueda realizar a su tiempo y forma, estará disponible en la web del Ministerio de Turismo y Deportes de manera libre y gratuita a partir de este lunes. Entre sus módulos hay uno dedicado al periodismo. “Desde los medios se construye gran parte del relato del deporte. Es indispensable avanzar en este sentido, exponer adecuadamente los logros y trayectorias de las mujeres en las diferentes disciplinas y eliminar la violencia simbólica y mediática, cuya principal expresión es la invisibilización y la sexualización de los cuerpos”, explicó Arrondo.

Al finalizar los talleres, quienes participan deben rendir un examen. Esa evaluación le sirve a la Secretaría para recopilar datos, sistematizarlos, obtener un diagnóstico y así crear nuevas políticas de género. Además de las preguntas evaluatorias, la prueba incluye un apartado para dejar comentarios. “Me servirá muchísimo este material como persona, como hombre, para cambiar muchas cosas”; “Es importante difundir para que más instituciones se den cuenta de que estamos lejos de ser una sociedad igualitaria con respecto al género”; “Entiendo esto como unos primeros pasos donde por interés unx participa pero creo necesario, a futuro, una formación transversal y obligatoria en género”. Esas son algunas de las devoluciones de este primer desembarco en el deporte.

Protocolos contra la violencia de género en los clubes de fútbol

Los protocolos contra la violencia y la discriminación se abren paso en los clubes del fútbol frente a las crecientes denuncias. En marzo de este año sólo cinco clubes tenían esa herramienta: Vélez, San Lorenzo, Rosario Central, Newell’s y Ferro. Durante la cuarentena, las estadísticas de violencia de género aumentaron y el fútbol no quedó exento: en River fue acusado Ernesto Farías, en Racing Carlos Arano y en Boca Sebastián Villa. Vélez activó su protocolo por la denuncia a Miguel Brizuela. Por eso más clubes avanzaron en la discusión: Estudiantes y Huracán, en Primera; Platense, Chacarita y Belgrano de Córdoba en el Ascenso. River, Racing, Boca, Lanús, Gimnasia La Plata, Temperley, Argentinos y All Boys, en tanto, tienen sus respectivos textos en proceso de tratamiento o aprobación.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual