Las dudas que genera el Estado Islámico, por Oscar Laborde

En general lo que rodea a las acciones de ISIS están está rodeado de una sombra de duda o sospecha. Pero, ¿quiénes son realmente estos misteriosos combatientes?
17 de Junio de 2017

A las dudas sobre si Rusia logró eliminar Abu Bakr al Bagdadi en un bombardeo a la ciudad de Raqqa, se le suman las dudas sobre la autoría de los ataques terroristas a Londres , Manchester y Teherán.

En general lo que rodea a las acciones de ISIS están está rodeado de una sombra de duda o sospecha. Pero, ¿quiénes son realmente estos misteriosos combatientes?

Su nombre se debe al acrónimo ( en inglés ) de Estado Islámico de Irak y El Levante, y reivindican su derecho sobre un califato que abarcaría zonas de varios países de Medio Oriente, y tiene que ver con una historia de 100 años: la firma del tratado Sykes-Picot, dos diplomáticos del Reino Unido y Francia que en 1916 plasmaron un acuerdo de creación de países, sin lógica historia ni geografía para repartirse una porción cada uno y generar divisiones políticas en la región, una práctica muy utilizada por el imperio británico.

Líbano, Jordania y una parte de Turquía fueron para Francia, y Jordania, Irak y puertos palestinos sobre el Mediterráneo para el Reino Unido. Dejando a la Nación Kurda, intencionadamente, sin territorio. Creando países que no existían, marcando fronteras, literalmente, en el medio del desierto, las potencias centrales habían prometido a los jefes áarabes que tendrían un califato musulmán unido si colaboraban a derrotar al Imperio Otomano, socio de Alemania en la Primera Guerra Mundial. Promesa que fue incumplida descaradamente Esa traición al compromiso asumido genero un encono hacia occidente que hasta hoy perdura.

Esa artificial división, y la alimentación de permanente disputas interreligiosas hizo de Medio Oriente una zona inestable, y con permanentes conflictos armados.

La colaboración de EEUU con grupos islamistas armados viene de lejos, Fueron ellos los que armaron y colaboraron en organizar a los muyahidines yihadistas de Afganistán en la pelea contra la URSS, como lo reflejan las películas Rambo III y La guerra de Charlie Wilson. Fue la CIA la que reclutó a Osama Bin Laden en los 80, fue EEUU la que creo campos de entrenamiento en Paquistán que funcionaron de 1982 a 1992 donde pasaron 35.000 yihadistas provenientes de 43 países islámicos, según afirma el propio gobierno paquistaní, fue Ronald Reagan el que los elogió como “ luchadores de la libertad”.

Además de aquellas historias, las dudas sobre los vínculos de EEUU con ISIS, grupo creado en 2014, sin quedar claro ni con quiénes ni cómo, se alimenta con el dato que el Estado Islámico nunca ataco objetivos norteamericanos ni Israelíes, siendo, teóricamente sus principales enemigos. Resulta realmente extraño que en la zona dominada por el ISIS se calcula que se extraen 60.000 barriles de petrolero crudo por día. ¿Cómo podrían extraerlo, trasladarlo en camiones a través de zonas tan vigiladas, y llevarlo luego en buques? ¿Y cómo lo refinarían, si eso solo puede lograrse en plantas de altísimo costo y de pesada infraestructura? ¿Y cómo podrían luego introducirlo al mercado legal de venta de combustibles, sin ser detectado todo ese movimiento por la sofistica tecnología de la inteligencia norteamericana?

También parece sospechoso que puedan, los extremistas islámicos, transportar camiones, cañones, proyectiles, cohetes por el medio del desierto sin ser observada su procedencia, ni su destino. Los únicos logros en la lucha contra ISIS se lograron cuando intervino Rusia en combate. Muchas dudas sobre quiénes son y quién los respalda, aunque se puede apreciar a qué objetivos a los que son funcionales

* Diputado del Parlasur

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS