"Lo consideramos como un acto dictatorial"

La Coordinadora de Hinchas de fútbol repudia la censura sufrida por los simpatizantes de Sarmiento de Junín, que el fin de semana fueron obligados por la policía a quitar una bandera con el rostro de Eva Perón.
15 de Mayo de 2018

El fin de semana pasado, en la cancha de Sarmiento de Junín, la Policía obligó a retirar una bandera con el rostro de Evita Perón. La arbitraria medida fue ejecutada por la Agencia de Prevención de la Violencia en el Deporte (Aprevide), dirigida por Juan Manuel Lugones, el ex dirigente del GEN de Margarita Stolbizer.

Las autoridades de la Agencia argumentaron que procedieron a quitarla, “porque era una actitud partidaria”. De este modo soslayaron la historia de Sarmiento, ya que su estadio se llama Eva Perón, y la libertad de expresión.

“Estamos atravesando una situación de censura, proscripción y persecución política. Quienes estuvieron a cargo de brindar la seguridad en el estadio, lo que hicieron fue prohibir banderas con leyendas, con escrituras que tenían que ver con Eva y el peronismo en términos generales. Que intente prohibir la participación política de los hinchas nos parece un abuso de poder, lo consideramos como un acto dictatorial”, asevera a Tiempo Hernán Aisenberg, uno de los referentes de la Coordinadora de Hinchas (CDH), quien agrega: "Este gobierno avanza sistemáticamente con estos actos que tienen un mensaje directo, que es borrar los rastros del peronismo. Sin embargo nosotros pretendemos politizar aún más las instituciones socio deportivas, porque es la forma de cuidarlas”.

“El problema que nos genera toda esta situación es que nos vemos débiles ante un Estado que nos invade y vulnera nuestros derechos. No nos queda otra alternativa más que reclamar y, la única manera es haciendo política”, asegura Aisenberg.

“Quiero aclarar lo que significa Eva Perón para la ciudad de Junín, ya que ella nació en Los Toldos un pueblo cercano a este. También quiero destacar el sentimiento de quienes forman el Sarmiento para con ella, tanto que el estadio lleva su nombre, y lo que representa el peronismo para las hinchadas del pueblo argentino”, expresa Aisenberg.

Lo concreto es que la gente que trabaja para Lugones quitó las banderas a los simpatizantes, quienes no dudaron en repudiar el accionar autoritario en las redes sociales, mientras advertían que les trajo “recuerdos de los peores años”.

“Esto también ocurrió al momento de pedir por la aparición con vida de Santiago Maldonado, también cuando repudiamos el 2x1 uno para los genocidas, hasta recibimos amenazas de suspensiones de partidos en todas las canchas donde se cantara ´Mauricio Macri la puta que te parió’ “, recuerdan desde la Coordinadora.

Cabe destacar que no es la primera vez que la Aprevide ordena a la Policía Bonaerense quitar banderas. El 17 de septiembre del año pasado, los efectivos intentaron retirar durante el partido de Banfield-Racing una bandera que pedía por la aparición con vida de Santiago Maldonado, pero los hinchas no lo permitieron.

“No vamos a retroceder porque no somos espectadores, tampoco clientes, somos hinchas de fútbol, por lo tanto tenemos expresión social y política. Estamos dispuestos a pelear por eso y vamos a ir a Junín en dos semanas para realizar una charla abierta con la participación de la gente y clubes de de ese lugar. Ahí les explicaremos el motivo por el cual no dejaremos que se vulneren los derechos de las y los hinchas”, finaliza Aisenberg.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS