Los argumentos de Bonadio para quedarse con la causa de los cuadernos

Al rechazar el planteo de nulidad formulado por la defensa de Oscar Parrilli, el juez sostuvo que hay conexión con el caso en el que investiga supuestos sobreprecios en la importación argentina de Gas Natural Licuado (GNL). Sin embargo, en la investigación vigente la figura es supuestos aportes de campaña. 

El juez Claudio Bonadio, en la puerta de los Tribunales de Comodoro Py.

(Foto: Mariano Martino)
Por Ariel Zak - para Tiempo Argentino
8 de Agosto de 2018

El juez federal Claudio Bonadio dio a conocer este miércoles los motivos por los cuales se quedó con la causa de los cuadernos: dijo que lo hizo porque es un caso que comparte imputados con la causa del Gas Natural Licuado (GNL) que instruye él y porque los hechos denunciados son similares.

El magistrado expuso sus argumentos en la resolución con la que rechazó el planteo de nulidad formulado por la defensa del ex secretario general de la Presidencia, Oscar Parrilli, que difundió a través del Centro de Información Judicial (CIJ), que depende de la Corte Suprema.

La defensa de Parrilli podrá ahora recurrir el fallo ante la Cámara Federal porteña a la que le planteará que la causa tiene vicios de origen dado que Bonadio debió haber mandado el caso a sorteo.

Según el juez, le corresponde quedarse con la investigación porque está supuestamente conectada con el caso en el que el investiga supuestos sobreprecios en la importación argentina de GNL. “Cabe recordar que existen, al menos, cuatro imputados comunes a los dos expedientes: Julio Miguel De Vido, Roberto Baratta, Walter Rodolfo Fagyas y Roberto Dromi”, destacó Bonadio en su resolución.

“De igual modo, las actividades ilegales imputadas a De Vido y Baratta en este último expediente también se encuentran estrechamente vinculadas a las ventiladas en el primero”, agregó.

En rigor, en una causa se investigan sobre precios en materia de importación de gas licuado y en la otra supuestas coimas que, según los primero empresarios arrepentidos, fueron en realidad aportes de campaña. Algo no termina de cerrar en la explicación del magistrado, según las defensas de los imputados.

En la causa por las supuestas irregularidades en la compra de GNL, Bonadio (con el mismo fiscal, Carlos Stornelli) había dispuesto las prisiones preventivas de Baratta y De vido, entre otros, pero ambas medidas fueron revocadas por la Cámara Federal en un fallo en el que se señaló que la resolución estaba inspirada en una pericia defectuosa llevada adelante por el especialista en petróleo, David Cohen.

El perito Cohen fue denunciado por Baratta y el ex titular de Enargas, Walter Fagyas por falso testimonio y está siendo investigado ahora por el juez federal Sebastián Ramos. La pericia trucha había sido cuestionada por los imputados y sus peritos de parte, pero esos cuestionamientos fueron desoídos por Bonadio.

Por otra parte, el juez también rechazó los planteos de la defensa de Parrilli en relación a la forma en que se le tomó declaración al chofer Oscar Centeno, supuesto autor de los cuadernos en los que quedaron registrados los viajes que hacía Baratta cuando era el segundo de De Vido en el Ministerio de Panificación.

Centeno, quien dijo que Baratta y otros ex funcionarios cobraban coimas a empresarios, tenía un abogado que lo defendía en distintos expedientes, pero cambió de defensor tan pronto como fue llevado ante el juez Bonadio.

“El abogado Frontini me lo puso y lo pagó Baratta. Ese abogado iba a hacer lo que Baratta quisiera respecto de mi situación”, dijo Centeno el 2 de agosto, según recordó el juez. Tras lo cual se le asignó un defensor oficial.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N