Los inquilinos y las inmobiliarias, conformes con el decreto del Gobierno sobre alquileres

Por el lado de los Hipotecados UVA también hay valoración por las medidas, aunque advierten sobre puntos de conflicto.

29 de marzo de 2020

Aumentos de alquileres y cuotas en créditos UVA, desalojos y renovaciones. Problemas de millones de argentinos que se profundizaron en el marco de la emergencia sanitaria contra la pandemia del coronavirus. A través de dos decretos, el Gobierno Nacional lanzó este domingo una batería de medidas sobre alquileres, créditos hipotecarios y créditos UVA.

“La vivienda volvió a ser un derecho y dependerá de las organizaciones que no haya vuelta atrás”, fue la conclusión a la que llegó Gervasio Muñóz, titular de la ONG Inquilinos Agrupados, que nuclea  inquilinos de todo el país.

Alejandro Bennazar, presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA), apuntó: “Estamos totalmente de acuerdo con las medidas que se están tomando. Le va a llevar tranquilidad a la familia, por estar en paz por un tiempo. Es una situación compleja y todos tenemos que aportar”.

Las agrupaciones de inquilinos y las cámaras inmobiliarias suelen tener posiciones contrarias. El Covid-19 los ha unido y ambas partes se han mostrado conformes con las medidas del Gobierno. Por el lado de Inquilinos Agrupados, se destaca la intervención del Estado en materia de vivienda, mientras que por el lado de la CIA subrayan que “se verá reflejado el gran profesionalismo de las inmobiliarias como mediadores”.

“Esta situación de cuarentena nos impulsa a actuar de forma colaborativa y a buscar soluciones entre las partes y volver a considerar la buena fe de las partes. Estas medidas nos dan previsibilidad para que no haya grises. Los que puedan van a abonar y en donde pueda haber inconvenientes, va a prevalecer el esfuerzo compartido. El gran protagonista pasa a ser el intermediario inmobiliario”, aseguró Bennazar.

Alquileres sin desalojos

Además de no temer por un desalojo y de tener asegurada la renovación automática del contrato, los inquilinos no tendrán que pagar aumentos a partir de abril y todos los precios quedarán congelados al mes de marzo. La diferencia se acumulará y será prorrateada en tres cuotas, durante los últimos tres meses del año.

Así las cosas, una familia que pagó a marzo 10 mil pesos de alquiler, seguirá pagando ese monto hasta septiembre, inclusive. Si a partir de abril debía pagar $ 13 mil, esos $ 3 mil de diferencia se acumularán y llegarán a $ 18 mil en los seis meses de congelamiento. Luego, se dividirán en tres cuotas de $ 6 mil, a pagar en octubre, noviembre y diciembre.

Entonces, durante los últimos tres meses del año, el inquilino pagará los $ 13 mil que corresponden a cada mes (ya con el aumento que debió empezar en abril) más los $ 6 mil de cuota; en total, $ 19 mil.

Algo parecido ocurrirá con las deudas que se acumulen por la falta de pago. La diferencia es que en esta oportunidad la deuda sí acumulará intereses.

Al respecto, una fuente del sector apuntó que “una vez que llegue ese momento, se deberá renegociar porque no se va a poder pagar”.

Finalmente, si el propietario demuestra que depende de ese alquiler para vivir, se tendrá que establecer una mediación obligatoria entre las partes, antes de iniciarse un juicio. “En general, es casi nula la exposición judicial en alquileres por el gran profesionalismo del intermediario y acá se va a poner de relieve ese rol de las inmobiliarias”, destacó Bennazar.

Créditos hipotecarios y UVA

-- [20190224 Creditos UVA Congreso -] not exists. --

Las medidas del Gobierno también alcanzan a los créditos hipotecarios. Hasta el 30 de septiembre, se congelan las cuotas a valor del mes de marzo y se suspenden las ejecuciones sobre inmuebles destinados a vivienda única.

Marcelo Mercere, abogado e integrante de la agrupación Hipotecados UVA, dio a Tiempo su punto de vista: “Es positivo porque abarca a todos los hipotecados UVA, contempla varios reclamos que veníamos haciendo y porque reconocen la necesidad del Estado de intervenir. En los Considerando, el decreto habla de tener respaldo de pactos internacionales incorporados a la Constitución y de la propia Constitución, en lo que refiere a la protección de la vivienda. Nos parece bien que cite doctrina cuando habla de establecer el equilibrio en las prestaciones, lo cual es muy importante desde el punto de vista jurídico”.

Las deudas por diferencia de monto, entre lo que se debería haber pagado y lo que se pague a causa del congelamiento, se abonarán, a partir de octubre, en 3 cuotas sin interés. Lo mismo ocurrirá con las deudas que se acumulen por falta de pago y tendrán solo intereses compensatorios, sin penalidades.

Al respecto, Mercere apuntó: “En eso, no estamos de acuerdo. Tienen que ser los bancos quienes se hagan cargo, ya que han tenido ganancias extraordinarias en los últimos años, muy por encima de la inflación y de otros servicios. Entonces, que sean los bancos quienes absorban esos seis meses de congelamiento; que sea esa su contribución”.

“En nuestros reclamos, hablamos de condonación de los intereses. Muchos de los deudores UVA son monotributistas o autónomos que tienen ingreso cero, actualmente. Debería contemplarse la situación de estas personas. El propio decreto cita medidas que se tomaron en países de Europa. Pensamos que no se debe pagar la cuota y listo. De esa manera, contenés a ese sector”, finalizó Mercere.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual