Los venezolanos se empeñan por mantener a raya al virus y a Trump

Con la ayuda de China, Cuba y Rusia desplegaron una red que mantiene bajos los contagios y las muertes, mientras no cesa la andanada contra el gobierno chavista.

Por Modaira Rubio - Desde Caracas, Venezuela
12 de abril de 2020

A diario, y desde que se detectaron los primeros casos,  la Comisión Presidencial para el Combate y la Prevención del coronavirus, creada por el Jefe de Estado, Nicolás Maduro, actualiza las cifras sobre la situación en Venezuela con respecto a la pandemia mundial por el coronavirus.

Hasta el 9 de abril, la nación suramericana presentaba 171 casos confirmados, 84 pacientes recuperados y 9 fallecidos; 51 de los contagiados se encuentran atendidos en los Hospitales Centinelas y en Centros de Diagnóstico Integral (CDI), que forman parte del sistema de salud pública; 12, en clínicas privadas; 9 en aislamiento domiciliario y 6 en hoteles que se han dispuesto por el Ministerio de Salud  para atender a los positivos.

Bajo número de contagios

Pese a la delicada situación nacional, en medio de un compleja crisis económica y política, Venezuela mantiene un número bajo de contagios y decesos. La primera acción tomada por el Ejecutivo, fue la instalación de la Comisión Presidencial para el Combate y Prevención del Covid-19, el 27 de febrero. Inició en ese momento la campaña informativa y preventiva y el chequeo de pasajeros en los aeropuertos.

El día 12 de marzo, la vicepresidenta ejecutiva, Delcy Rodríguez, al frente de la comisión, informó la detección de los primeros dos casos en el país en personas que habían viajado al exterior. Comenzó el estado de alerta, se suspendieron los vuelos internacionales y se suspendieron las clases y eventos públicos, a partir del 16 de marzo.

Ese fin de semana, se cerraron las fronteras y se decretó cuarentena en siete estados de la región central . El lunes 16, fue decretada cuarentena total y voluntaria en todo el territorio nacional y uso obligatorio del tapabocas en espacios públicos manteniendo una distancia no menor de 1.5 metros por persona. Venezuela fue el primer país en la región en adoptar esta medida.  

La plataforma del Sistema Patria, en el que están registrados más de 20 millones de ciudadanos y ciudadanas para recibir los beneficios sociales, se colocó al servicio de la estrategia y se aplicó una encuesta donde las personas informaban de la presencia de síntomas compatibles con la enfermedad. Más de 17 millones de personas han atendido el cuestionario.

La data arrojó unos 128 mil individuos con síntomas compatibles y se desplegaron las denominadas visitas médicas “casa por casa” de la Misión Barrio Adentro. Según el balance oficial, se han evaluado más del 80% de los casos y se han realizado más de 10 mil pruebas rápidas.

El uso de estas herramientas forma parte del esquema basado en el despistaje ampliado y personalizado. La Comisión afirma que se han realizado hasta la fecha, 139.282 pruebas rápidas para la detección. “Venezuela ha realizado 4 mil 492 pruebas  por millón de habitantes. Somos el país de América Latina que más prueba hace”, aseguró recientemente en una alocución el vicepresidente sectorial de Comunicación, Turismo y Cultura, Jorge Rodríguez.

Aún así, como en la mayoría de los países, los kits para pruebas no es lo que abunda. Venezuela ha obtenido los suyos gracias a la cooperación y solidaridad de China, Rusia y Cuba, tres aliados estratégicos. Las pruebas para detectar el contagio son gratuitas en Venezuela, no se realizan en laboratorios privados. 

A principios de Abril, el presidente Maduro ofreció a Colombia la donación de dos equipos de fabricación china para el diagnóstico del nuevo coronavirus, debido a que ese país anunció que su aparato sufrió fallas. Para el momento, Colombia había reportado más de 900 contagios y 16 fallecidos. El gobierno colombiano se negó a recibir la donación porque no mantiene relaciones diplomáticas con la gestión de Maduro.

Las cifras oficiales indican que para atender la emergencia por Covid-19, en el país hay un total de 23.762 camas de hospitalización, 15.003 son de la red hospitalaria y Barrio Adentro; 4759 están en las clínicas privadas y 4.000 en hoteles preparados para ello. En cuanto a camas de Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), hay un total de 1.213, más de mil en el sistema público y 190 en el privado.

Respaldo de la ONU y la OMS

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de Naciones Unidas (ONU) han dado todo el respaldo al Gobierno Bolivariano en su estrategia del combate al Covid-19. Este 8 de abril, la OMS, y otros entes multilaterales, enviaron a Venezuela 80 toneladas de suministros sanitarios. "Este es el primer envío humanitario de las Naciones Unidas en apoyo a la respuesta del brote de COVID-19 en Venezuela. En un esfuerzo conjunto de UNICEF, la OPS/OMS y el UNFPA”, dijo Peter Grohmann, Coordinador Residente de la ONU y Coordinador Humanitario en Venezuela en un acto junto a la vicepresidenta Rodríguez, quien recibió formalmente los recursos.

China, Rusia y Cuba

Estas tres naciones han brindado todo el apoyo a las iniciativas del Gobierno Bolivariano para contener la pandemia. China ha enviado a Venezuela, la única misión médica de alto nivel que se encuentra en América Latina en este momento. Especialistas asiáticos recorrieron centros médicos públicos y privados y participaron en jornadas preventivas casa por casa en las barriadas caraqueñas.

El Ministro del Poder Popular para la Salud, Carlos Alvarado, indicó que existen cuatro tratamientos aplicados a los pacientes contagiados en el protocolo nacional con buenos resultados. El uso de cloroquina, interferón, antivirales y esteroides fue asesorado por los especialistas chinos. De allí, explicó Alvarado, proviene el índice de recuperación de más del 39% de los pacientes.

Rusia ha contribuido con el envío de insumos, tecnologías y kits para realizar los test de detección así como sumándose a la campaña diplomática que pide el cese de sanciones económicas, el respeto a la soberanía y a la no intervención en los asuntos internos de Venezuela. Por su parte, Cuba ha enviado más de un centenar de médicos y personal sanitario de apoyo para reforzar la atención en la red sanitaria pública.

Venezuela mantiene un índice de fatalidad por caso o CFR, del 5%, que lo mantiene en un rango estándar en el mundo e incluso mucho menor que países como Italia o España. Este índice el número de decesos por total de casos y refleja la capacidad de un Estado o territorio para controlar el brote y tratar a los pacientes.

La “falsa ayuda”

En medio de la pandemia mundial, la Casa Blanca emprendió una escalada en contra del Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela que empezó con las imputaciones por narcotráfico  al presidente del poder ejecutivo, Nicolás Maduro Moros, y al presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello,  a los que se puso “precio a la cabeza”;  luego con el anuncio de una propuesta para sustituir al legítimo gobierno por un Consejo de Transición y  la puesta en marcha de un  “despliegue militar antinarcóticos  más grande y nunca antes visto en la región” en zonas costeras cercanas a Venezuela.

Hasta los momentos, la operación militar está mostrándose como “mucho ruido y pocas nueces” y algunos medios estadounidenses han señalado que se trata de otra puesta en escena mediática de Trump para captar el voto de los venezolanos opositores en la Florida, que no cuenta con el respaldo del Pentágono.

Este viernes, la Embajada Virtual de EEUU en Venezuela, anunció la “donación” de 9 millones de $ para “ayudar a vigilar la propagación del virus, proporcionar suministro y saneamiento de agua, gestionar los casos de Covid-19”.

Pero ¿a quién se los dio? El Gobierno ficticio de Juan Guaidó, respaldado por Washington, no maneja ninguna infraestructura para atender la emergencia contra el coronavirus, ni siquiera tiene un despacho, y aún no están claras las denuncias de irregularidades hechas por la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre fondos destinados el año pasado a una ayuda humanitaria que nunca llegó a Venezuela y fue manejada por el equipo de Guaidó.

EEUU asegura que las sanciones a Venezuela, no impiden recibir medicamentos para la emergencia sanitaria y resalta el reciente envío de la OMS. Sin embargo, las sanciones han generado condiciones que dificultan la atención a los sectores más desfavorecidos principalmente en el interior del país. A consecuencia del bloqueo financiero y económico, hay constantes fallas en el suministro de agua potable, energía eléctrica, gas doméstico, combustible, y esta circunstancia complica la delicada situación de alerta para la población.

El coronavirus es una situación inédita que ha puesto en jaque el sistema sanitario de países del primer mundo, que no atraviesan por una crisis hiperinflacionaria y no tienen bloqueos financieros. Por el momento, Venezuela mantiene un escenario estable en medio de u complejo e impredecible contexto.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual