Peteco Carabajal: "El amor como bandera"

El músico santiagueño presenta la placa grabada con el nuevo trío que integra con sus hijos Martina Ulrich y Homero Carabajal. 

10 de Agosto de 2018

“Estamos hechos de agua / somos río que imagina”, dice una estrofa de “El amor como bandera”, el tema que le da el título y abre el disco de Riendas libres, el trío que integran Peteco Carabajal y sus hijos Martina Ulrich y Homero Carabajal.

Imaginación y calidad es lo que respira este álbum en el que Peteco, protagonista ineludible del folklore contemporáneo sigue apostando a nuevos desafíos. Con más de 40 años en la música, es heredero de una tradición familiar que inició su padre, Carlos, y que continúan sus hermanos y sus hijos.

La placa será presentada en Buenos Aires mañana, sábado 11, a las 21 en el Teatro Coliseo (M.T. de Alvear 1125) en el concierto que ha elegido llamar "Un viaje", con  puesta y dirección escénica de Luciana Ulrich.

El nuevo proyecto, integrado por Peteco en voz, guitarra y violín, Martina Ulrich en batería, percusión y coros y Homero Carabajal en voz, guitarra y bajo eléctrico, ya recorrió diversos escenarios y festivales de todo el país, donde deslumbró a los espectadores con su propuesta basada en el repertorio que el músico santiagueño viene ofreciendo desde su aparición en escena a fines de los años setenta, al que se suman nuevas obras de autoría propia y de su hijo.

La nueva agrupación nació a propuesta de Peteco, quien es admirador de los proyectos conjuntos de Martina y Homero. Ambos tocaban a dúo y en su grupo Indianao.

En las canciones que integran este álbum la tradición convive de manera natural con sutiles sonoridades no usuales en el folklore, aportadas por Homero y sus intervenciones en guitarra eléctrica. Martina suma su calidez interpretativa tanto como voz principal como cuando cuando cumple el rol de soporte armónico.

Chacareras, como “El amor como bandera”, “Flores y chacareras”, “El río y mis sueños”, “Las gracias al vacío”, “El fin de la infancia” o “Chacarera del tiempo” coexisten con temas de diversos estilos de raíz folklórica como “Tropeles”, “Soy de los lagos”, “Un paso y un adiós”, con la estremecedora interpretación de Martina, “Bautismo de manantial”, emocionante composición destinada, sin duda, a transformarse en un clásico del género y “El misterio”, la canción que cierra el disco.

Riendas libres es un auténtico power trío del folklore por el equilibrado tratamiento instrumental, en el que las guitarras eléctricas, utilizadas de forma prudente pero eficaz, se cohesionan de manera elegante con la riqueza de la percusión.

El juego de las voces, claro y preciso, conduce al oyente a través de una lírica en la que se representan las vivencias del ser humano frente a sus raíces y tradiciones, sus creencias y recuerdos, sus ilusiones y también sus desilusiones.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS