Quién es Sánchez Zinny, el nuevo ministro de Educación de Vidal

El titular del SAME provincial remplazará a Alejandro Finocchiaro. Su relación con Esteban Bullrich y los negocios con la educación.

Gabriel Sánchez Zinny fue elegido por la gobernadora María Eugenia Vidal para remplazar a Alejandro Finocchiaro al frente de la Dirección General de Cultura y Educación, quien emigrará a la cartera educativa nacional para ocupar la vacante generada por Esteban Bullrich. El Senado recibió ayer el pliego con sus antecedentes y lo aprobará mañana en un trámite exprés.

Sánchez Zinny tiene 43 años, está casado y vive en Tigre, en el exclusivo country Marinas Golf de Rincón de Milberg. No tiene diplomas en materia educativa: es licenciado en Economía recibido en la Universidad de San Andrés en 1996 y realizó un máster en Políticas Públicas en la Universidad de Georgetown. Sin embargo, hace tiempo que viene trabajando en la materia tanto en el ámbito privado como en el público. Escribió cinco libros relacionados con la educación y un eje en especial: el uso de las tecnologías. Es columnista del Huffington Post

Llegó al gabinete de Vidal en marzo para dirigir el SAME Provincia, que está bajo la órbita del ministerio de Salud. Desde que se conoció el ascenso de Finocchiaro a Nación, su nombre empezó a sonar para ponerse al frente de la cartera educativa con mayor número de escuelas y docentes del país. El viernes, el Ejecutivo confirmó que era el elegido y ayer envió el pliego al Senado bonaerense que, según marca la Constitución, debe prestar acuerdo para que pueda asumir. La sesión convocada exclusivamente para ese fin se realizará mañana al mediodía. 

¿Quién es Sánchez Zinny? Hombre del PRO y socio de Bullrich, quien hizo lobby para que el cargo volviera a quedar en manos de un hombre suyo (Finocchiaro también es de su riñón). Juntos escribieron el libro Ahora calidad en 2011 y también compartieron la fundación offshore "Formar Foundation INC" que salió a la luz tras la publicación de los Panamá Papers.  

Fue titular del Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET), bajo la órbita de Bullrich, entre diciembre de 2015 y marzo de este año. En enero se conoció el borrador de un decreto que planeaba transferir el presupuesto de ese organismo a una "Agencia de Talentos y Formación" y estalló la polémica porque los gremios denunciaron que la iniciativa buscaba, en realidad, digitar la formación técnica en función de las demandas del sector empresarial.  

Justamente la idea de formar "talentos" es el eje del último libro escrito por Sánchez Zinny, Educación 3.0, con el que viene dictando conferencias en distintos países de América Latina. La teoría central que esgrime el libro es cómo adaptar la formación al mercado laboral actual y los nuevos modelos de negocios en constante cambio por las nuevas tecnologías. 

"Cuando uno ve el debate que hay sobre la reforma educativa, uno ve siempre a los gobiernos y a los sindicatos. Pero no están presentes ni el sector comunitario, ni los medios de comunicación ni el sector empresarial en el debate por la calidad educativa. En el libro planteamos esta necesidad de generar nuevos actores que también puedan participar de ofrecer educación y traer innovación en los sistemas", explica al hablar de su libro en diferentes entrevistas en México y Colombia. 

Lleva muchos años en el PRO. Fue director del área educativa de la Fundación Sophia, la cantera de cuadros técnicos del macrismo, donde conoció a Vidal. Allí arrancó su vinculación con los negocios educativos: en 2000, fundó Edunexo, una empresa de software educativo destinada a proveer servicios a escuelas y universidades y soluciones digitales para gobiernos de América Latina. 

Tiene un largo historial como consultor. Según consta en el CV que adjuntó en la documentación enviada al Senado, entre 2002 y 2004 trabajó para la ONG Woodrow Wilson en el “Programa Argentina” con base en Buenos Aires y Washington. En esos años también fue consultor del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en lo que hace a nuevas tecnologías de la información y además asesoró a la Secretaría de Educación de la Republica Dominicana en la incorporación de tecnologías en escuelas primarias y secundarias de ese país. 

Entre 2006 y 2010 trabajó en un programa para el rescate de víctimas de trata en EE UU y luego fue vicepresidente de la consultora de política pública Dutko Worldwide, dedicada al lobby político desde donde habría influido en favor de la empresa que maneja las pruebas de evaluación PISA. 

En 2012 fundó Kuepa.com, una plataforma de educación a distancia para adultos. Esta empresa fue denunciada un año después por el legislador Francisco Nenna (FpV) por haber sido contratada de manera directa por Esteban Bullrich, cuando era ministro de Educación porteño, para gestionar el programa para que los adultos terminen la secundaria. Gracias a ese contrato, Kuepa obtuvo el acceso a la base de datos de todos los alumnos que cursaban en la modalidad a distancia y los invitó por mail a cursar un bachillerato acelerado -que competía con el mismo que manejaba a nivel estatal- que podía contratarse por Mercado Libre por $ 495 al mes. 

Sánchez Zinny llega con la paritaria cerrada, después de cuatro meses de conflicto al rojo vivo. La tregua, sin embargo, le durará poco: en noviembre debe volver a sentarse con el Frente de Unidad Docente a negociar los salarios 2018. Le deja en cambio otros frente abierto: la recuperación de los días perdidos de paro en la primera semana de vacaciones que los gremios y sus afiliados se niegan a acatar.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS