Rodolfo García: “Tocar la música de Spinetta siempre es un honor”

El mítico baterista de Almendra y Aquelarre será una de las figuras del homenaje al Flaco que se realizará este sábado a beneficio de la ONG Conduciendo a Conciencia.

(Foto: Mariano Martino)
18 de septiembre de 2019

La melena blanca y la campera de cuero los destacan entre los transeúntes que le pasan por al lado, casi sin mirarlo. Alguno lo reconoce, pero el devenir porteño lo sobrepasa. Rodolfo García, mítico baterista de Almendra y Aquelarre sigue haciendo música y haciendo crecer su leyenda sin olvidarse de ser, como le gusta definirse, “un pibe de barrio apasionado por la música desde que nació”.

Su amistad con Spinetta se forjó desde los 13 años en el barrio, en la frontera entre Núñez y Belgrano. Este sábado García será parte de un homenaje al Flaco. “Spinetta: Hombre de Luz” se realizará desde las 18 en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, en el mismo auditorio en el que en agosto de 1990 Spinetta registró su primer álbum solista en vivo, llamado “Exactas”. También participarán de este homenaje Javier Malosetti, Daniel Ferrón, Leo Sujatovich, Baltasar Comotto, Daniel Colombres, Machi Rufino, Gustavo Spinetta, Leo García, Claudia Puyó, Emilio del Guercio y Lisandro Aristimuño.

“Tocar la música de Spinetta siempre es un honor. Para mí es la amistad más larga que tuve en mi vida, tuve esa suerte, pero además es uno de los más grandes poetas y músicos que nos dio esta tierra. Siempre es bueno recordarlo como a él le gustaba: tocando”, dice y afirma que a pesar de los años están ensayando como cuando eran pibes.

Este recital es a beneficio de la ONG Conduciendo a Conciencia. Las entradas se podrán retirar los días 16, 17 y 18 de septiembre de 12 a 18hs en el hall de la Facultad, y se darán (2 tickets por persona) a cambio de un paquete de arroz, un paquete de lentejas y una lata de puré de tomates. “Esta bueno ayudar, más en este contexto que estamos saliendo de un Gobierno atroz que le dio la espalda al pueblo desde que asumió. Esperemos poder revertir la situación.”

García conoció a Luis Alberto de muy joven y quedó impactado: “Me llamó la atención lo detallista que era. Nos enseñó a todos a sentir distinto lo que hacíamos, a enamorarnos de las canciones. Todo lo hicimos sin pensar la importancia que iba a tener para la historia de la música nacional. Sólo queríamos tocar. Pero terminamos cambiando la vida de muchos. Creo que ahí aportamos para una sociedad mejor, desde el arte”, dice García.


...
(Foto: Mariano Martino)


Su primer instrumento fue el acordeón, pero Rodolfo quería hacer temas de Little Richard o Bill Halley y sonaba espantoso, entonces con las manos sobre la mesa empezó a seguir el ritmo.  Hasta que llego el primer tambor, con parche de cuero.  Y luego unos platillos y la primer batería de segunda mano que le consiguió la madre. “Los de nuestra época somos todos autodidactas, sobre todo los bateros. Moro, Black Amaya, porque si ibas a estudiar y le decías que querías hacer algo de  los Beatles te miraban raro”, rememora.

Ellos, recuerda, querías crear una música que represente a su generación, y cada uno aportó la suyo para formar las bases de rock nacional.

En cuanto al panorama actual García tiene claro que la Argentina es una usina de talento, sin importar los cambios. “Soy optimista, hay una buena utilización de las nuevas tecnologías por parte de los jóvenes, que aprovechan para beneficio de lo que quieren transmitir. Nosotros hacíamos lo mismo, pero todo era mucho más rudimentario. Creo que se ha transmitido aquello de enfrentar los escollos y no quedarse ante la primera dificultad. Hay que enfrentar las adversidades, cualquiera sea con la actitud  firme, sabiendo que si lo que haces ahora no lo haces con toda pasión, no sirve. Yo eso lo veo. Ellos vieron que fuimos muchos los que nos plantamos ante las discográficas y dijimos eso no lo hacemos. No es fácil pero se puede”, destaca.

García sigue tocando con Jaguar, donde comparte aventuras con otros músicos que fueron de la banda del Flaco como Lito Epumer en guitarra, Dani Ferron en bajo y Julián Gancberg en teclados. Están por lanzar un disco próximamente, antes de fin de año, pero sin fecha confirmada. Allí harán una versión de la canción llamada “Caminata”, canción de la opera de Almendra y otro tema que el Flaco no le puso voz pero si letra, llamado “Rio como loco” (que es un bonustrack en el disco “Los amigo”). ”Será un disco de temas nuevos, pero estos dos son como la continuación de lo que hacíamos con el Flaco y quisimos ponerlos”.


¿Cuándo?

“Hombre de Luz”. Recital homenaje a Spinetta en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales. Sábado 21 de septiembre a las 18h  en Pabellón 2, Ciudad Universitaria, Int. Güiraldes 2160.


Días de radio

Los domingos de 14 a 16 por Am 750, Rodolfo García hace “Mundo disperso” junto  a Pedro Saborido y el periodista  Daniel Míguez. Allí se narran historias des la más diversas índoles, y García deja volar su verba. “Nunca pensé hacer algo así, es como pensar en voz alta y en grupo. Rescatamos personajes, improvisamos relatos sobre alguna temática que surge en el momento, y la pasamos bien. Yo muchas veces hablo de algo relacionado con la música, pero no siempre. La verdad me motiva a buscar historias, a estar atento a lo que me cuentan y lo que me rodea porque siempre pude servir. Me gusta porque me mantiene activo y me da ganas de ir a grabar. Lo hacemos como un falso vivo, todo en una toma, y mantiene esa frescura como si estuviésemos el domingo a la tarde en el estudio, aunque sea miércoles o jueves cuando lo grabamos”, cuenta el músico.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual