Sigue la lucha de los enfermeros para ser reconocidos como profesionales de la salud

Esta vez la manifestación de protesta fue en el Hospital Durand. Allí, bajo la consigna “Basta, cuidemos a quien te cuida, cuidar a uno es amor”, subrayaron que sus sueldos están por debajo de la línea de pobreza y denunciaron que sufren persecuciones y amenazas.

(Foto: twitter)
18 de diciembre de 2019

Enfermeras y enfermeros de los hospitales de Capital Federal realizaron un paro con movilización este miércoles. La medida surgió como continuidad de una asistencia sin toma de servicio que vienen sosteniendo desde este lunes en algunos nosocomios porteños. Reclaman aumento salarial y que los reconozcan en la carrera profesional de salud.

“El objetivo principal de este paro y movilización es el reconocimiento de las personas licenciadas en enfermería, porque quedaron afuera en 2018 cuando entró en vigencia la Ley 6035. La misma estipula en un listado quienes son los profesionales que integran el equipo de salud. Cuando se propuso esta medida nosotros habíamos presentado un proyecto con la diputada Victoria Montenegro para que estemos incluidos en lo que era la vieja ordenanza”, explica a Tiempo, Alejandro Miranda, licenciado en enfermería, presidente de la Asociación de Enfermería de Capital Federal (AECAF), y jefe de Departamento del Hospital Materno Infantil Ramón Sardá.

Las trabajadoras explican que una enfermera con 15 años de antigüedad gana entre 30 y 35 mil pesos, y advierten que la situación genera una precarización en la atención hacia la comunidad. Reclaman al gobierno de Horacio Rodríguez Larreta y al Sindicato Único de Trabajadores y Empleados de la CABA (SUTECBA) que los reconozcan como profesionales.

“Las enfermeras están todo el tiempo con los pacientes, ellas deben ser reconocidas. Venimos reclamando hace tiempo. Esto es muy difícil de llevar adelante porque todavía no logramos tener una mesa de diálogo con las autoridades ni con el jefe de gobierno, que es quien tiene la potestad de podernos incluirnos en el articulado de esta Ley. Si nos agregan tendríamos un aumento salarial y otros beneficios que tienen los profesionales de la salud. Sabemos que desde el Ministerio están analizando la repercusión que hemos tenido y midiendo la cantidad de personas que adherimos al paro y movilización”, detalla Miranda.

...
(Foto: twitter)


Esta vez la manifestación de protesta fue en el Hospital Durand y marcharon hacia Acoyte y Rivadavia. Allí agitaron la consigna “Basta, cuidemos a quien te cuida, cuidar a uno es amor” y anunciaron que mantendrán la medida de fuerza hasta el 22 de diciembre. Subrayaron que sus sueldos están por debajo de la línea de pobreza y denunciaron que: “las autoridades del hospital nos están amedrentando mediante auditorías, presencia policial continúa y amenazas constantes con hacernos sumarios administrativos".

“Nos movilizamos para visibilizar la lucha, queremos que la enfermería pase a la carrera profesional. Exigimos el goce de los derechos y una recomposición del salario. Tenemos la Ley 24.004 de ejercicio profesional que estipula, que si una enfermera comete un error en el desarrollo de su actividad serán juzgada como tal”, explica Analía Perello, enfermera del Hospital Borda e integrante de la Organización Interhospitalaria.

Cabe destacar que el 1 de noviembre de 2018 se promulgó la Ley 6035 de los profesionales de la salud. Esta medida no considera profesionales a la enfermería, bioimágenes e instrumentación de la Ciudad de Buenos Aires.

 “Estamos sufriendo aprietes por parte de los sindicatos y los directivos de la salud. Nos persiguen, nos sancionan porque paramos y nos acusan de abandono de paciente. Pero la Constitución Nacional nos otorga el derecho a huelga. El abandono lo comete la institución, no las trabajadoras y trabajadores. Pretenden que agachemos la cabeza y no reclamemos. Es por todo esto que el próximo 27 vamos a realizar una asamblea general en el Hospital Penna, donde las enfermeras están siendo más perseguidas que en cualquier otro lugar”, cerró Parello. “Estamos sufriendo aprietes por parte de los sindicatos y los directivos de la salud. Nos persiguen, nos sancionan porque paramos y nos acusan de abandono de paciente. Pero la Constitución Nacional nos otorga el derecho a huelga. El abandono lo comete la institución, no las trabajadoras y trabajadores. Pretenden que agachemos la cabeza y no reclamemos. Es por todo esto que el próximo 27 vamos a realizar una asamblea general en el Hospital Penna, donde las enfermeras están siendo más perseguidas que en cualquier otro lugar”, cerró Parello.
Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual