Siniestra: “Tenemos la necesidad de contar el Buenos Aires de 2018”

La agrupación de tango contemporáneo editó “Depredamor”, un disco conformado por composiciones propias. Lo presentarán el jueves 11 en el CAFF.

Por Belauza - @jbautentico
10 de Octubre de 2018

El próximo jueves a las 21 en el Caff (Sánchez de Bustamante 772) Siniestra presenta su nuevo disco, “Depredamor”, con diez tracks que seguramente darán que hablar: tema a tema Siniestra consigue envolver y llevar por caminos imprevisibles. “Habíamos pensado llamarlo ‘Monstruociudad’, pero lo habíamos quemado por un espectáculo que hicimos. Entonces fuimos por ‘Depredamor’, que es una palabra inventada pero que dice varias cosas, como muletafusil u otras que inventamos; hablás de varias cosas en un solo disparo”, resume con suma precisión el cantante Diego Bergesio la sensación que produce al escuchar por primera vez en una lírica, términos ajenos a las costumbres de los oídos dedicados a la música.

Editado por Acqua Records y declarado de Interés Cultural por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, es el cuarto disco del grupo, de punta a punta con composiciones propias: “Hay una necesidad compositiva muy fuerte –señala Bergesio–. Nos lanzamos a componer todos los temas, después de que arrancamos a partir del segundo con algunas composiciones propias. Tenemos la necesidad de contar el Buenos Aires de 2018, contarlo a través de secuencias, personajes, esos momentos que uno vive hoy con todo lo que está sucediendo cultural y socialmente.”

Como otros grupos contemporáneos pero de manera más decidida, el tango de Siniestra permite ubicaciones geográficas y personajes altamente reconocibles en Buenos Aires, como si fuera un amigo que contara una historia que le acaba de ocurrir. “En el tango en general los poetas contaban el presente de ese contexto social que estaban viviendo. Es un poco agarrarnos de esa impronta. Y no nos planteamos que un tema sea un tango más tradicional y otro nos vamos más a la mierda, sino que es un recorrido como natural; ser sinceros y ver cómo nos sentíamos cómodos y cómo nos salían. En los momentos de composición con Marcela (Pedretti, en piano) o Alejandro (Bordas, guitarra de 7 cuerdas y dirección) era: yo tengo esta melodía más o menos, y yo esta letra más o menos, y hacíamos una versión re spinetteana, o cumbia, o rock, o reggae como para escucharla desde distinto lugares. Era un ejercicio más que nada lo que atravesábamos. Después si, los arreglos eran los conceptos del tango. Hicimos un taller de composición con Ricardo Capellano, que fue nuestro mentor de ruptura. Era tratar de ir un poco más allá de cuestiones rítmicas del género y de trabajar con texturas, buscar otras síncopas, otros marcatos, otros fraseos. Con todo el bagaje que teníamos del género puntual a ir a esa ruptura se generó todo esto, más la intencionalidad de mezclar como se mezcla un disco de pop o de rock y no de tango.” Todo eso que puede parecer muy técnico y de especialista, se puede escuchar con claridad en “Depredamor”. Un disfrute mayor.

Todo debut -en este caso del disco- lleva su dosis de nerviosismo. Si además tiene las innovaciones de “Depredamor”, es probable que la dosis aumente. “Hay una expectativa muy grande por esta necesidad de hacer música nueva y de poner  en vivo, en el escenario, para la gente y para nosotros lo que hicimos en el disco. El vivo es darle vida a este monstruito.”

Un monstruito que, dice, no tendría vida sin el aporte de todos los que participaron. Así que agrega a los nombrados Bordas y Pedretti: Esteban Rivera en bandoneón; Juan Pablo González en contrabajo, y la participación de Alexey Musatov en violín; Lito Castro en sintetizadores y samplers; Alejandro Guyot en voz; y Alfredo Piro en recitado, el aporte de Jorge Muñoz en las letras (“en un taller de escritura que da, y le di las vueltas finales de rosca con Guyot) y Diego Schissi en los arreglos. “Y Erico Schick, que mezcló, y Mariano Sigal en el arte de tapa”, ríe.

La puesta para este show, que tiene al día siguiente una versión en La Plata, estará nuevamente a cargo del dramaturgo brasileño Fagner Pavan, aunque esta vez “más musical que teatral, gracias también a las luces de Patricio Tejedor” (no quiere dejar ningún nombre afuera). Con la alegría de haber recibido hace unos días la noticia de la invitación para tocar en un festival Sinaloa, México, Bergesio dice que no olvidan lo que está pasando en el país: “No están dando por todos lados”, resume. “Este disco tiene esa impronta de la depredación que está sucediendo con la cultura, la educación, y nuestro mensaje es que no nos depreden el amor que es lo que nos queda”.


Presentación de “Depedramor”: Jueves 11 de octubre, 21 hs, Caff (Sánchez de Bustamante 772). Anticipada: $150; en puerta: $200 c/disco de regalo.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N