Suspenden provisoriamente el paso de la causa de espionaje a Comodoro Py

Lo revolvió el presidente de la Sala IV, Mariano Borinsky. Fue fundamental el recurso de Cristina Fernández de Kirchner,. Así se vuelve atrás la decisión del viernes que ordenaba la remisión del tema a los tribunales de Retiro.

17 de febrero de 2021

La Cámara Federal de Casación Penal devolvió provisoriamente la causa por espionaje ilegal durante el gobierno de Cambiemos al juez federal de Lomas de Zamora, Juan Pablo Auge, quien el viernes pasado ya se había desprendido del expediente. La apelación presentada por Cristina Fernández de Kirchner contra aquella decisión de la Casación que la semana anterior resolvió mandar la causa a Comodoro Py, fue fundamental para frenar ese viaje desde Lomas a Retiro.

El juez de la Casación Mariano Borinsky resolvió hoy, en el primer día hábil judicial después del fin de semana largo por carnaval, que la apelación presentada por el abogado de la vicepresidenta, Carlos Alberto Beraldi, tiene “efecto suspensivo”. Ello significa que  hasta tanto no haya una decisión de fondo sobre qué juez deberá continuar con la causa (el de Lomas de Zamora, Juan Pablo Augé, o la de Comodoro Py, María Eugenia Capuchetti), la decisión de la Casación queda suspendida.

¿Qué se suspende? El fallo que mandaba la causa a Capuchetti, con la intervención del fiscal Carlos Stornelli. ¿Y entonces adónde queda el expediente? Vuelve, provisoriamente, a Augé.

El intrincado mecanismo judicial establece que la Cámara de Casación deberá resolver si la apelación de CFK es “admisible” o no. Si lo es, la decisión sobre quién deberá intervenir la tomará la Corte Suprema, por una vía rápida y directa. Si el recurso es declarado “inadmisible” igualmente habrá una posibilidad de que intervenga la Corte, mediante un recurso “de hecho” o “de queja”. En cualquier caso,  mientras todo eso ocurre la investigación seguirá en manos del juez de Lomas, que es quien la viene llevando hasta ahora y debe aún resolver la situación procesal de varios indagados, entre ellos los ex jefes de la AFI Gustavo Arribas y Silvia Majdalani.

Augé se había apurado a mandar el expediente completo, con todos sus anexos y legajos de investigación, a la Sala Primera de la Cámara Federal porteña. Ahora, tras la apelación de Beraldi (que, según pudo establecer Tiempo, no será la única), Augé deberá pedir la devolución de la causa y continuar con su tramitación.

Si bien la investigación está delegada en los fiscales Cecilia Incardona y Santiago Eyherabide, sólo el juez puede resolver la situación procesal de Arribas y Majdalani, y lo hará en los próximos días pues ya están próximos a vencer los plazos procesales previstos para ello.


Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual