Tras el fallo de la Corte, el Bauen se prepara para resistir

En la coopertiva sostienen que no descartan acudir a tribunales internacionales y apelar la decisión.
(Foto: Edgardo Gómez)
30 de Diciembre de 2018

En el último día hábil previo a la feria judicial, la Corte Suprema rechazó el recurso extraordinario presentado por la cooperativa del Hotel Bauen que por ahora evitaba el desalojo del edificio, por lo que se espera que en 2019 comience la maquinaria administrativa para notificar a las más de 80 personas que trabajan allí para que dejen el hotel.

El recurso fue presentado después de que el presidente, Mauricio Macri, vetara, en diciembre de 2016, la ley que declaraba el inmueble un bien de utilidad pública usufructuado por los trabajadores y las trabajadoras de la cooperativa, que comenzó a funcionar en 2003 y que es una de las empresas referentes dentro del cooperativismo.

La primera impresión que tuvieron los asesores jurídicos del Bauen luego del fallo de los supremos fue ambivalente. La cooperativa había presentado el recurso ante el Máximo Tribunal con el siguiente planteo: la Constitución Nacional no prevé un plazo para que el Congreso pueda insistir con una norma aprobada por el Parlamento y después vetada por el presidente. Por eso, el argumento del Bauen era que la posibilidad de la insistencia debía mantener estado parlamentario durante dos años. Lo que hizo la Corte, de hecho, fue esperar a que se cumplieran los dos años que los trabajadores habían planteado y declarar abstracto el recurso. Por eso el pronunciamiento fue leído de modo agridulce, ya que no objetó la argumentación.  

“Por ahora tenemos que esperar que termine la feria de enero y ver qué pasos da el juzgado de primera instancia”, dijo Federico Tonarelli, vicepresidente de la cooperativa. “No descartamos ir a la Corte Interamericana”. 

Luego retomó el concepto central del proyecto de ley que la cooperativa logró que aprobaran las dos cámaras del parlamento.

“Nosotros consideramos que el Bauen es del Estado por las deudas que había dejado la gestión empresarial. Sobre esa base, el Congreso declaró el edificio de utilidad pública. Eso vetó Macri”. “En el edificio, además de nosotros, funcionan varias cooperativas, como la de trabajo Dignidad y El Descubridor, que la preside el actor Manuel Callau. Con ellos firmamos un convenio para utilizar y relanzar el auditorio del edificio”, explicó Tonarelli, para ejemplificar que el criterio de utilidad pública del proyecto de ley aprobado por el Congreso, que fue vetado por el mandatario, se cumple.  «

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

móvil:N