Un Congreso paralizado abre sus puertas para recibir a Peña

La Cámara baja no sesiona hace 90 días. Los senadores no bajan al recinto hace 45. El oficialismo decidió cerrar el Congreso para que la oposición no aproveche políticamente la crisis. Seguí la sesión en vivo.

(Foto: Diego Paruelo)
2 de octubre de 2018

Elisa Carrió no denuncia la fujimorización del gobierno. Nadie trina en los estudios de TN porque el gobierno cerró el Congreso. No hay indignación por los legisladores que cobran su dieta y “no trabajan”. Nadie se queja por la ausencia de uno de los poderes del Estado en un momento de crisis como el que vive la Argentina. Sin embargo el Congreso está paralizado.

Esta semana los diputados cumplirán 90 días sin reunirse en el recinto para debatir proyectos. En tanto en la Cámara alta las bancas están vacías hace más de 45 días.

Ante los cuestionamientos por la parálisis desde el oficialismo articulan diferentes respuestas con múltiples excusas. Entre las más recurrentes está “la crisis económica” que no le da tregua al Poder Ejecutivo y acapara las miradas. Pero lo cierto es que la realización de una sesión ordinaria daría lugar para que la oposición dispusiera sus cañones y dispara a discreción sobre las cuantiosas debilidades del oficialismo.

En tono sincero, más allá de las excusas, desde el oficialismo reconocen que el dialogo con la oposición se ha tornado más complejo y que lo que reina es la desconfianza. Por eso ante la duda la decisión de Cambiemos es mantener maniatado al Poder Legislativo y que solo se debata el presupuesto y las normas que tengan que ver con el ajuste previsto para el año 2019.

En ese marco se espera para este miércoles un nuevo informe de Marcos Peña ante la Cámara de Diputados. La temperatura, en este caso, la elevará el bloque del peronismo que responde a los Gobernadores que reclama la redacción de un nuevo presupuesto acorde a lo pactado recientemente con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Diego Bossio, uno de los referentes en temas económicos del bloque Justicialista reclamó que el Poder Ejecutivo retire el proyecto de Presupuesto y redacte uno nuevo. El reclamo ya había sido formulado por el Frente para la Victoria-PJ y podría sumarse el massismo.

“Resulta a todas luces evidente que, al cambiar drásticamente la política económica y monetaria del país, se han modificado por completo los supuestos macroeconómicos que daban sustento a todo el proyecto de Presupuesto bajo análisis”, advierte Bossio en la carta que será enviada al presidente de la Comisión de Presupuesto, Luciano Laspina, y que circula desde el lunes por los despachos en busca de adhesiones.

El legislador por la provincia de Buenos Aires remarca en el texto que tanto el nuevo préstamo de 7.100 millones de dólares como la nueva política monetaria lanzada por el nuevo presidente del Banco Central, Guido Sandleris, ameritan la modificación completa del texto.

Días atrás, el bloque del Frente para la Victoria-PJ se había manifestado en el mismo sentido. “Nos trajeron un Presupuesto que parece un anexo del acuerdo con el FMI, que pone en jaque el funcionamiento del Estado y cercena derechos, y encima ahora cambiaron el acuerdo, con lo que este proyecto quedó totalmente obsoleto”, advirtieron los diputados liderados por Agustín Rossi.

El debate sobre el Presupuesto 2019 se reanudará este jueves a las 10 con la presencia del secretario de Finanzas, Santiago Bausili, quien concurrirá tras las exposiciones de los ministros de Hacienda, Nicolás Dujovne, y de Interior, Rogelio Frigerio.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual