Una habilitación de Arauz-Rabascall fue festejada como un triunfo en Ecuador

La decisión unánime fue festejada casi como una victoria electoral anticipada por los principales representantes del correísmo.
(Foto: Xinhua)
4 de octubre de 2020

“Arauz presidente” y “una sola vuelta” fueron las consignas que más sonaron dentro de los seguidores e integrantes del frente UNES en Ecuador, después de que el Consejo Nacional Electoral permitió el reemplazo de la candidatura de vicepresidente de Rafael Correa por el periodista Carlos Rabascall. La decisión unánime fue festejada el jueves casi como una victoria electoral anticipada por los principales representantes del correísmo, entre ellos el propio candidato presidencial, Andrés Arauz, y el abogado y exasambleísta Virgilio Hernández, quienes se encontraban junto con otros dirigentes en la puerta de Consejo mientras se leían las sentencias. La amenaza de que el binomio presidencial fuera rechazado por la justicia electoral, fue muy discutida y advertida luego de que se instalara esa posibilidad debido a una cuestión reglamentaria. Tenía que ver con que al quedar Correa fuera de la posibilidad de presentarse debido a su inhabilitación a partir de una muy presurosa sentencia en primera instancia por supuestos sobornos, la vacante del vicepresidente estaba abierta ya que no se consideraba oficial el intento de inscripción que había hecho Correa en forma virtual y con apoderados, debido a que está instalado en Bélgica y no puede presentarse en persona porque tiene una orden de detención, por otra causa. Ambas, tal como viene denunciando todo su espacio, en el marco del “lawfare”.

La nueva resolución no solo oficializa la fórmula y el inicio real de la campaña hacia febrero de 2021. También cosolida a un actor nuevo en la política, Rabascall, aunque conocido en el país y de buenas y largas relaciones con el progresismo local, y con el propio Correa. Si bien hasta ahora las mediciones afirman que Arauz lidera las encuestas con un piso de 30 puntos, aún no se midió el impacto de la fórmula. La incorporación puede terminar siendo una jugada exitosa en la línea de obtener el ansiado triunfo en primera vuelta, si logra perforar el voto dentro del anticorreismo.

“Rabascall podría ser una carta mucho más importante en ese sentido, porque viene más bien del periodismo, no fue ministro, fue un satélite no tan cercano al proceso interno del proyecto de Correa, me parece que podría sumar. Creo que al sacar a Correa del binomio aplacas un poco ese 20% del núcleo anticorrea”, opinó el analista político ecuatoriano Nicolás Oliva. “Otra cosa importante es que (Guillermo) Lasso, que está segundo en las encuestas, tiene un rechazo mucho más fuerte que el correísmo. No es buen candidato, pero captura el voto anticorrea”, dijo Oliva consultado por Tiempo.

Rabascall nació en Guayaquil en 1960. Es ingeniero comercial de profesión, pero con muchos años de trabajo en la comunicación política, terreno en que fue asesor de varios candidatos, y también como periodista en los medios, donde se ganó muy buena reputación como entrevistador y fue considerado uno de los comunicadores con mayor credibilidad en los medios nacionales. Camina con un bastón por un impedimento físico. Nació sin una pierna, producto de una malformación genética causada por la talidomida, como muchos niños de su generación.

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual