Una nueva pericia realizada por la Policía Federal favorece a Chocobar

Según el estudio, cuestionado por los defensores oficiales que representan a la familia del chico baleado por la espalda en La Boca, el proyectil rebotó en el piso y luego entró al cuerpo de Pablo Kuloc. 

5 de Noviembre de 2018
Un nuevo peritaje balístico realizado por la Policía Federal favorece al policía Luis Chocobar, procesado por el delito de “homicidio agravado por el exceso del cumplimiento de un deber”, por haber causado la muerte de un delincuente que había asaltado a un turista estadounidense en el barrio porteño de La Boca.

Según el nuevo informe, firmado por la “Unidad Criminalística de Alta Complejidad de la Dirección General de Criminalística de la Policía Federal Argentina”, la bala que mató al asaltante Pablo Kukoc ingresó a su cuerpo tras rebotar en el piso.

“Analizadas las constancias remitidas respecto al disparo que recibiera la víctima en región posterior del flaco derecho, y considerando el resultado de las pruebas realizadas, se informa que el mismo resulta compatible con el originado por un proyectil que ha sufrido una desviación de trayectoria por rebote”, sostiene el informe.

Ello significa que Chocobar, según el informe, disparó hacia el piso durante la persecución de Kukoc, pero la bala rebotó e ingresó por la espalda del asaltante, causándole una herida que una semana más tarde derivó en su muerte. “El proyectil hallado y extraído del cuerpo del Sr. Kukoc traía al momento de su ingreso al organismo una alteración del movimiento giroscópico y una importante disminución de su energía cinética, lo que altera su normal trayectoria, pudiendo provocar su ‘volteo’ y posible ingreso al cuerpo en forma oblonga (más largo que ancho, NdR) toda vez que pese a haber impactado en estructuras óseas del cuerpo de la víctima, quedó alojado detrás del apéndice”.

El informe subraya que el proyectil “no produjo orificio de salida, que era lo esperable en condiciones de impacto directo”.

El peritaje ya fue objetado por los defensores públicos Pablo Rovatti y Sebastián Da Vita, quienes representan como querellantes a la familia de Kukoc. Especialmente cuestionaron que la Unidad Criminalística rechazara realizar una prueba de campo en el mismo escenario en que ocurrieron los hechos, argumentando que “no aportaría elementos que pudieran modificar lo informado, toda vez que se desconoce la ubicación y distancia exacta de la víctima-victimario, el lugar de impacto del proyectil, como así también la imposibilidad de realizar disparos en el lugar y analizar la trayectoria post-rebote”.

Kukoc sufrió dos heridas. Sobre la segunda, el informe sí admite que el disparo fue “horizontal”. “El siguiente disparo, seguramente inmediato al anterior, generó un ángulo tendiente a la horizontal, de unos 150° a 170°, impactando sobre la región de la cara posterior del muslo izquierdo, tercio medio, y saliendo por la cara antero externa del mismo miembro, produciendo a su paso una fractura de fémur, lo que ocasionara la inmediata caída”.

En ese caso, el disparo fue directo, pero ingresó por la zona de las piernas, lo que también permitiría a Chocobar mejorar su defensa en un juicio. La Causa Chocobar, además, cambió de juez en las últimas horas. El Poder Ejecutivo designó y ya juró en el cargo el juez Cristian Axel Von Leers, quien remplaza a Enrique Velázquez, quien venía desempeñándose como subrogante.En ese caso, el disparo fue directo, pero ingresó por la zona de las piernas, lo que también permitiría a Chocobar mejorar su defensa en un juicio. La Causa Chocobar, además, cambió de juez en las últimas horas. El Poder Ejecutivo designó y ya juró en el cargo el juez Cristian Axel Von Leers, quien remplaza a Enrique Velázquez, quien venía desempeñándose como subrogante.
Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS