Vicentin: los bancos extranjeros quieren saber a dónde fue su plata

Pidieron acceder a documentos que incluyen copias de transferencias de dinero de la empresa. Ya habían presentado un recurso para investigar la ruta de los préstamos que tomaron los directivos de la cerealera. 

2 de julio de 2020

Un nuevo grupo de perjudicados por Vicentin comenzó a avanzar en la investigación por presunto lavado y fraude de la empresa. No es la banca pública, ni la AFIP ni los productores de granos. Son los bancos extranjeros que también son acreedores de la cerealera argentina en camino de quiebra. Estas entidades suman una nueva causa judicial contra los directivos, pero en los tribunales de Nueva York.

Los bancos, entre los que se incluyen Rabobank, Credit Agricole, ING y la división de préstamos privados del Banco Mundial, International Finance Corp., pidieron acceder a documentos que incluyen copias de transferencias bancarias de Vicentin y de varias filiales, según muestran los documentos judiciales. También solicitaron conocer las transacciones por parte de ejecutivos, entre ellos miembros de las familias fundadoras de la compañía.

La solicitud de documentos abarca datos desde principios de 2017 hasta la fecha actual, y concierne a Vicentin y sus filiales, entre ellas negocios en Paraguay y Europa, así como Renova SA, una empresa conjunta que la compañía tiene con el negocio agrícola de Glencore Plc, el mayor comerciante de materias primas del mundo.

Los bancos, que incluyen Natixis y el banco de desarrollo holandés FMO, también solicitaron información de gerentes y miembros de las familias fundadoras, entre ellos Sergio Roberto Vicentin, Pedro Germán Vicentin y Roberto Oscar Vicentin.

Ya en marzo de este año los bancos extranjeros habían hecho una presentación en los tribunales de Nueva York en la que pidieron un discovery, un procedimiento de búsqueda de información respecto a eventuales transacciones de plata por parte de Vicnetin. Ahora quieren una ampliación de esa información.

Según pudo saber Tiempo Argentino, la sospecha de los bancos extranjeros es que los directivos de Vicentin fugaron plata a través de sociedades offshore. Hasta el momento, hay una sola sociedad en cuevas fiscales vinculada a Vicentin, Nacadié S.A. situada en Panamá. Pero la sospecha es que no sería una sola firma, sino varias.

Es que este miércoles, la Inspección General de Personas Jurídicas de Santa Fe -IGPJ-, a cargo de María Victoria Stratta, presentó la ampliación de pruebas al juez de Reconquista Fabián Lorenzini. En ese escrito la abogada reveló la estructura de Nacadié S.A. que fue constituida en Uruguay que tiene como único accionista a la sociedad panameña Swaas Internacional Corporation de la cual no se conocen sus integrantes pero que curiosamente, en Argentina, tiene domicilio en calle 14 número 495 de la ciudad de Avellaneda, donde está el edificio del centro administrativo de Vicentín.

La actividad principal de Nacadié es la de "realizar operaciones off shore sobre agro comodities", según se indica en sus propios estados contables y posee, junto con otra sociedad uguruaya, VFG Inversiones y Actividades Especiales S.A., la totalidad de las acciones de Friar que terminan derivando en directivos del holding agroexportador.

Los bancos extranjeros ahora quieren saber si hay más empresas offshore por las que se pudo haber drenado la plata que le prestaron a los Vicentin, antes de declararse en quiebra. A los 2.600 acreedores de Vicentin, principalmente agricultores, se les debe 99.300 millones de pesos 1.400 millones de dólares.

También podés leer Los productores que quieren la estatización de la empresa cerealera

Esta nota fue posible gracias al apoyo de nuestros lectores.

Su aporte nos permite hacer periodismo sin condicionamientos. El sueño de un medio libre no es solo nuestro.

SEAMOS SOCIOS

Tiempo Audiovisual