La convocatoria al Premio Hans Christian Andersen, la mayor distinción en el área de la producción literaria destinada a chicos y jóvenes, se realiza cada dos años. En esta oportunidad, llegaron 300 obras entre las que el jurado debió elegir seis en cada categoría. Estas pertenecen a 29 escritores y 32 ilustradores de 33 países, ya que lo que se premia es la obra completa. Esta es la primera vez que figuran dos argentinos en la lista corta.

Por segunda vez consecutiva, la argentina Maria Cristina Ramos fue seleccionada en la categoría escritura. Además de escritora es editora y docente. La autora nació en Mendoza pero vive en la provincia de Neuquén, donde escribe y se dedica a la enseñanza. Su obra fue traducida al inglés, portugués, chino y coreano e incluye títulos como «Un sol para tu sombrero», «Las lagartijas no vuelan», «La luna lleva un silencio», «Dentro de una palabra», «Mientras duermen las piedras», «La escalera», «Duraznos», «Gato que duerme», «El mar de volverte a ver», «Desierto de mar y otros poemas», «Coronas y galeras», «De barrio somos», «El trasluz» y «Azul la cordillera».

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El otro finalista, cuyo nombre artístico es Giusti, se llama en realidad Gustavo Ariel Rosemffet y, además de dibujante, es diseñador. Antes de llegar a la lista corta del Andersen ha obtenido otras distinciones. Con Malko y papá, un libro en el que aborda la intimidad de su entorno familiar como padre de un chico con síndrome de Down obtuvo el mayor reconocimiento.  Con motivo de la publicación de dicho libro clave en su carrera, expresó: «Los adultos somos los que tenemos miedo, los chicos aceptan, los que ponemos rótulos, limitamos y catalogamos somos los grandes».

En Argentina, la postulación a los premios Andersen la hace la asociación Alija, la que informó que el jurado de esta edición estuvo integrado por diez especialistas de distintos lugares del mundo. Entre ellos se cuenta Cecilia Repetti, de Argenina.

Además de los dos argentinos, integran la lista de finalistas en ambas categorías Margaret Wild de Australia, Peter Svetina de Eslovenia, Marie-Aude Murail de Francia, Fatima Sharafeddine del Líbano y Annika Thor de Suiza en la categoría escritura. Mientras que en ilustración, los integrantes son Sydney Smith de Canadá; Suzy Lee de Corea; Beatrice Alemagna de Italia; Ryoji Arai de Japón y Iwona Chmielewska, de Polonia.

Desde que se instituyó el premio en 1956, lo recibieron solo cuatro latinoamericanos, entre ellas la reconocida autora cordobesa María Teresa Andruetto.