En el día de ayer, el colectivo «Unidxs por la Cultura» realizó una sentada frente a la puerta del Senado nacional. Se trata de la última medida de una serie de acciones que viene realizando el colectivo en reclamo de la sanción de la ley que prorroga por 50 años las asignaciones específicas a la producción cultural y los medios comunitarios.

Sin ir más lejos, en agosto de este año realizaron un “Bengalazo” frente al Palacio Legislativo con el mismo reclamo. “En esta oportunidad llevamos sillas a la puerta del senado porque queremos explicarles a las senadoras y los senadores que estamos esperando que sancionen la ley. Fue una imagen potente. Es una espera activa, estamos en la calle peleando por la cultura”, contó Mirta Israel, actriz e integrante de Unidxs por la Cultura, a Tiempo Argentino.

La situación resulta alarmante para el sector porque sin esos fondos que tradicionalmente se le destinan al área, se dificultaría aún más la producción artística y cultural en nuestro país. El objetivo de la ley es que los fondos que se producen por impuestos generados por la propia actividad sean asignados de manera directa a Cultura, sin la intervención discrecional del gobierno de turno. Estas asignaciones específicas garantizan la continuidad de los recursos que se distribuyen de manera federal y equitativa en todo el territorio nacional.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Si la prórroga no es votada en el Senado antes de fin de año, los fondos dejarán de ser percibidos por los organismos el 31 de diciembre del 2022 (según la Ley 27.432 de 2017). «En menos de cuatro meses se va apagar la luz del cine, el teatro, la música, las bibliotecas populares y las radios comunitarias, si la Cámara de Senadores no trata de manera urgente el proyecto de ley que prorroga las asignaciones específicas a la producción cultural», aseguran en las convocatorias.

En ese marco, desde el colectivo persistirán con las medidas de reclamo. “Seguiremos con este tipo de acciones porque es evidente que no alcanza con la promesa. Habíamos tenido la promesa de que esto se trataba ayer y no fue así. Entendemos que deberemos estar todos los jueves hasta que sea ley por los 50 años. Seguiremos con las mismas acciones que venimos haciendo hace rato, desde conferencias de prensa hasta visitas a senadores y senadoras. La idea es que vean que estamos ahí, alerta, esperando en la calle. Hemos hablado con senadores y senadoras que nos dicen que sí, que ya la tratan, pero esperamos jueves a jueves, con promesas que no se cumplen. Seguiremos en las calles hasta que sea necesario. El nivel de urgencia es enorme. Actualmente, los institutos están parados porque no pueden presupuestar frente a una incertidumbre tan grande que es la de no saber si van a contar con los fondos para seguir viviendo y sobreviviendo. Esto es de una gravedad muy profunda, no creíamos que íbamos a llegar a este punto” explicó Israel.

En junio pasado, la Cámara de Diputados le dio media sanción al proyecto de ley que prorroga por 50 años las asignaciones específicas destinadas al sostenimiento de actividades culturales. Poco después, en julio, el proyecto obtuvo dictamen de comisión en el Senado. El proyecto está en perfectas condiciones de ser tratado en el recinto para su sanción definitiva. “Desde el 2018 estamos dando batalla para que no caduque este año la ley, que es la fecha que le pusieron como límite. Esos fondos vienen de las leyes de cine, de teatro, de la música, y son ingresos que aporta Cultura. Los impuestos los van a seguir cobrando, pero al no estar las asignaciones específicas, dependemos de la decisión política del gobierno de turno de trasladarlos a los institutos de cultura. Esto es importante porque no es que se terminan los impuestos, esos impuestos siguen, no sabemos dónde irían a parar. Este es el tema central por el que estamos dando batalla. No estamos luchando por un nuevo derecho, estamos pidiendo que reparen el daño que hicieron en 2017 durante el gobierno de Macri cuando se aprobó en el Congreso el proyecto de modificación de impuestos que nos trajo hasta acá”, finalizó Israel.