En Brasil, ocho empresas de casas de apuestas aparecen en las camisetas de 17 de los 20 clubes del Brasileirão. En 2018, ningún equipo tenía al juego online como patrocinador. Pero en diciembre de aquel año fue legalizado. Nunca, desde el cambio de formato del torneo en 1989, hubo cinco equipos de un mismo país en los cuartos de final de la Copa Libertadores. Ahora sí: Atlético Mineiro -rival de River, único argentino-, Fluminense, Palmeiras, São Paulo y Flamengo. En los octavos, Atlético Mineiro ante Boca y Fluminense ante Cerro Porteño fueron “ayudados” por el VAR con la anulación de goles. “No estoy de acuerdo con el sistema de juego que ahora se va a instalar en el fútbol argentino, con las apuestas”, dijo el viernes Jorge Amor Ameal, presidente de Boca, sin que le consultaran del tema. Prohibida en el fútbol de España e Italia ante el aumento de la ludopatía y la sombra de los arreglos de partidos, la publicidad de casas de apuestas entra en Sudamérica con el guiño de la Conmebol, que tiene a Betfair como patrocinadora de los torneos continentales desde 2019. BetPlay desembarcó en la Primera A de Colombia, Betcris en la Serie A de Ecuador y Betsson en la Liga 1 de Perú. En Argentina, River y Estudiantes de La Plata ya expusieron la punta del negocio.

Codere, la empresa multinacional española de juegos de azar, le pagará a River más de 12 millones de dólares hasta 2025. Desde el domingo pasado aparece en las mangas de la camiseta. Y a partir de julio de 2022 estará en el pecho, sobre la banda roja. La plataforma argentina de apuestas online BPlay no sólo aparece en la camiseta de Estudiantes, sino también en el Estadio Uno y en el Country de City Bell. En junio, la AFA firmó un convenio con Genius Sports para capturar y distribuir los datos “oficiales” de los campeonatos (3300 partidos de 13 categorías) y luego venderlos a las empresas de apuestas online, habilitadas en Capital y Provincia de Buenos Aires, aún sin regulación. “En esos cinco o seis minutos que frena el VAR, hay millones de apuestas en el mundo. Y una de las mayores casas de apuestas es socia de la Conmebol. Las apuestas tuvieron injerencias totales en muchos partidos”, dijo José Luis Chilavert, enemigo del paraguayo Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Codere, la empresa que aparece en la camiseta de River, tiene 13 salas de juego en la Provincia. Más de 6800 máquinas en bingos, casinos, hipódromos. Figuró durante años en las camisetas de Banfield, Lanús y Deportivo Morón, clubes de zonas del Conurbano en las que instaló bingos. En enero, sin embargo, Codere quedó afuera de la adjudicación de siete licencias de juego online en la provincia que gobierna Axel Kicillof. Daniel Angelici, en cambio, se agenció una licencia a través de Atlántica de Juegos, asociada a la multinacional canadiense PokerStars, con sede en el paraíso fiscal británico de la Isla de Man. Aunque el concurso prohibía presentarse a dirigentes deportivos, Angelici metió la cuña. “En Argentina vamos a ver mucha presencia del juego online en el mundo del fútbol”, le dijo al sitio especializado Yogonet Guillermo Cuccioletta, gerente de Marketing de Bplay, la empresa que firmó un contrato por un año con Estudiantes. Bplay integra el Grupo Boldt, beneficiado con una de las licencias de juego online en el territorio bonaerense.

En el epicentro del fútbol mundial, Inglaterra analiza prohibir la publicidad de casas de apuestas en las camisetas de los equipos y como sponsor de los torneos a partir de 2023. La mitad de los clubes de la Premier League tiene como patrocinador principal a una empresa del juego online. La Federación Italiana le pidió al gobierno que suspenda la prohibición que rige desde 2019 con el argumento de paliar las pérdidas económicas de la pandemia. En España, el veto entrará en vigencia a partir de la temporada que se inicia el viernes: 24 de los 42 equipos de primera y segunda división tenían acuerdos comerciales con plataformas del azar. LaLiga, que preside Javier Tebas, presentó un recurso de amparo ante la justicia, al igual que la Asociación de Medios de Información, patronal de la prensa escrita. El juego online, que inundó de publicidades a la TV que transmite los partidos, se tragó al periodismo deportivo.

En el comunicado del acuerdo River-Codere se lee que “la empresa espera iniciar sus operaciones online en el país en cuanto sea autorizado por la Ciudad de Buenos Aires o alguna de las provincias”. El fútbol como herramienta de presión política y legitimación social. La ludopatía, un trastorno psicológico reconocido por la Organización Mundial de la Salud, afecta a casi el 3% de la población de España: 680 mil adictos, la mayoría jóvenes. El juego online legal movió 850 millones de euros en 2020, 13% más que el año anterior, con las apuestas deportivas en el centro del negocio. En el fútbol, la casa siempre gana. Otro correlato de las apuestas es el arreglo de partidos en el mercado ilegal. Desde que funciona el VAR en España, se calcula, ese dinero sucio pasó de 4200 millones de euros en 2016 a 12000 millones. Las apuestas explotan cuando se interrumpe el partido. Cada detención del VAR recauda más que el resto del partido.

En junio de 2011, antes del Congreso de la FIFA en el hotel Baur au Lac de Zúrich, las cadenas de televisión intentaron convencer a Julio Grondona de una serie de modificaciones, como el ingreso del VAR. Era el vicepresidente de la FIFA y, sobre todo, el hombre de las finanzas. Grondona, ferviente opositor del VAR, pidió la palabra tres minutos después de la apertura de Joseph Blatter. Invitó a “los amigos de la televisión norteamericana” a subir al atril a explicar lo que deseaban. “¿Quieren que haya más apuestas en el fútbol y que la tecnología sea parte de esas apuestas?”. Ninguno subió. Se retiraron del salón.