El evento en el estadio Diego Maradona comenzará a las 19 y durará alrededor de dos horas, según anunciaron desde la organización. La transmisión estará a cargo de DeporTV y la TV Pública.

En principio se jugará un partido de dos tiempos de 15 minutos entre las glorias de la Argentina de 1978, 1986 y otras que compartieron equipo con Maradona.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Los confirmados son Sergio Goycochea, Héctor Enrique, Sergio Batista, Oscar Garré, Claudio Caniggia y Oscar Ruggeri, entre otros.

Además se presentarán Los Cebollitas, el equipo que integró Maradona en su niñez y con la que ganaron varios campeonatos. Todos tendrán la camiseta de la Argentina y una leyenda de “Pelusa eterno” en la espalda.

Posteriormente al encuentro amistoso se harán varios shows musicales aunque no se informaron los nombres de las bandas que tocarán.

Argentinos Juniors dispuso ingreso libre porque “Maradona es del fútbol”, dijo el presidente Cristian Malaspina en la conferencia de prensa del martes pasado, y para eso contará con una capacidad del 50% del aforo del estadio del barrio porteño de La Paternal.

“Estamos contentos de anunciar este homenaje a Diego en lo que fue, es y será su casa para siempre”, destacó un emocionado Malaspina en la conferencia de prensa brindada en un salón remodelado con diferentes imágenes del “10” en su juventud.

“Queremos festejar el cumpleaños de Diego en donde él nació, así que seguramente este homenaje se repetirá siempre. Todo lo que hagamos por Diego es demasiado poco para lo que él nos dio a nuestro fútbol y a nuestro club. Nos cuesta terminar de asimilar lo que pasó con él”, remarcó el directivo ante la consulta de Télam.

Las entradas estuvieron disponibles en distintos puntos de entrega y todo lo donado será destinado al Proyecto “Ser Semillero”, impulsado por la Fundación Social Argentinos Juniors.

Argentinos fue la casa de Maradona desde el primer día, pero Boca, el amor en vida, ya preparó en sus plateas un distintivo con leyendas como “Diego eterno” para lo que será el encuentro de mañana a las 20.30 con Gimnasia y Esgrima La Plata, el club que dirigió el astro hasta el día de su fallecimiento.

Precisamente contra Boca y en La Bombonera fue el último encuentro de Maradona con el público en un estadio, el 7 de marzo de 2020, cuando Boca salió campeón, antes del período de aislamiento por la pandemia de coronavirus.

Lo de Boca se dará en el marco del reconocimiento de la Liga Profesional de Fútbol (LPF), que frenará todos los partidos en el minuto 10 del primer tiempo en conmemoración a su figura.

En esa línea, la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) elaboró cintas de capitán alusivas a Maradona para que se lleven en todas las categorías durante los partidos del fin de semana. Las mismas serán celestes y blancas, con la cara de Maradona.

Otro de los homenajes para Maradona fue “los clubes sin techo” desde las 10 hasta las 14 del sábado en la exciudad deportiva de Boca Juniors. “’Los clubes sin techo’ significan una oportunidad de acceso al deporte y un espacio muy importante de inclusión para los niños, niñas y jóvenes de los barrios populares de la Ciudad de Buenos Aires”, explicaron en la convocatoria.

La Iglesia Maradoniana celebró el primer cumpleaños sin Diego

La Iglesia Maradoniana festejó este sábado el primer cumpleaños sin Diego, con una “misa” en la que hubo homenajes, camisetas y simbologías del astro fallecido el pasado 25 de noviembre.

“La Iglesia Maradoniana, como desde hace 20 años, recordando a D10S. Te amamos Diego”, escribieron en la cuenta de Twitter, con fotos de Maradona y una parrilla en la que se vieron los diferentes cortes de carne para la cena.

En la misa hubo un altar con la leyenda de “D10S” y en la mesa, como mantel, la bandera argentina. De fondo también se leyeron los nombres de los apóstoles, que son los fundadores de la Iglesia.

También se pudo observar una árbol de Navidad con pelotas en las que aparecieron imágenes de la vida de Maradona.

El agua bendita estuvo en un bidón, en alusión a lo que pasó con Brasil en Italia ’90, y una pelota con una corona de espinas.

La Iglesia tiene un rito para bautizar a los fanáticos, en el que primero se promete lealtad y difundir la palabra para que conozcan todas las generaciones a Diego sobre la biblia Maradoniana (el libro Yo soy el Diego de la gente que escribieron Ernesto Cherquis Bialo y Daniel Arcucci) y luego se va hacia un arco de fútbol para intentar, con un máximo de tres oportunidades, copiar la “Mano de Dios” de la mejor manera posible.