Después de algunos días de incertidumbre, el gobierno anunció oficialmente el regreso del público a los estadios de fútbol a partir de este viernes 1 de octubre, con un aforo máximo del 50% y la obligación para los mayores de 18 años de tener al menos una dosis de “cualquier vacuna” contra el coronavirus, quienes deben además tramitar un permiso, según especificó la ministra de Salud, Carla Vizzotti, en una conferencia de prensa en Casa Rosada.

Vizzotti estuvo acompañada en la conferencia por el Jefe de Gabinete, Juan Manzur; y los ministros de Seguridad, Aníbal Fernández; y de Turismo y Deportes, Matías Lammens. “Los mayores de 18 años que hayan recibido al menos una dosis de cualquier vacuna tendrán que gestionar un certificado habilitante para entrar a las canchas. Los menores de edad están exceptuados de esta exigencia”, puntualizó Vizzotti. El permiso se deberá tramitar en el sitio https://www.argentina.gob.ar/volvemos

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Por su parte, Manzur explicó respecto de la habilitación del 50 por ciento de los estadios: “Algunos pretendían que el aforo fuera mayor pero no nos da para más. La pandemia no ha terminado. Hay que seguir insistiendo en el cumplimiento de los protocolos”. El primer encuentro de la Liga Profesional de Fútbol en volver a contar con hinchas en la cancha será mañana: Aldosivi – Unión de Santa Fe, desde las 19, en el estadio mundialista de Mar del Plata.

Más allá del Argentina-Bolivia del 9 de septiembre pasado, en el estadio de River y por la novena fecha de las Eliminatorias Sudamericanas para Qatar 2022 (que funcionó como “prueba piloto”), el último partido con público en el país fue el 10 de marzo de 2020 en la Bombonera, por la segunda fecha de la fase de grupos de la Copa Libertadores de América. Un día antes, en la cancha de Estudiantes de La Plata, se jugó el último encuentro con gente en las tribunas pero por torneos locales: por la última fecha de la Superliga 2019/20. Pasaron más de 500 días. 

Más allá de los protocolos sanitarios y los permisos necesarios, uno de los temas que preocupa en la previa del regreso a las canchas es el conflicto interno en las barras bravas de cada club. En las últimas semanas distintos incidentes internos en Racing, Arsenal, Independiente, Newell’s y Belgrano encendieron las alarmas.