Acaso la novedad más relevante para la Argentina, atada a las gambetas y la creatividad de Lionel Messi incluso cuando el equipo ya no juega solo para él, sea la vuelta al triunfo. El 1 a 0 ante Uruguay -inofensivo, sin nunca poder inquietar a Emiliano Martínez- recupera la confianza de una Selección que venía de jugar tres buenos partidos, pero todos -dos por Eliminatorias, ante Chile y Colombia, y uno por Copa América- habían terminado nivelados. El gol de Guido Rodríguez esta vez marcó la diferencia y dejó a la Argentina en la puerta de la próxima fase de la competencia en Brasil.

(EVARISTO SA / AFP)

El destino del equipo Lionel Scaloni quedó resuelto a los 13 minutos, después de un desborde de Messi que encontró la cabeza de Guido Rodríguez para el 1 a 0. Con orden defensivo y sin actividad en su arco, la Argentina se refugió en el resultado, dividió la tenencia con un Uruguay que nunca supo qué hacer con al pelota y generó poco. Casi nada en el primer tiempo. Apenas un tiro de Nahuel Molina después de una jugada en la que Messi acaparó las marcas y descargó en el lateral que reemplazó a Gustavo Montiel.

Si a la Selección le alcanzó con el cabezazo, la seguridad defensiva y la amenaza latente de cada escalada de Messi también fue porque Uruguay ni siquiera le hizo cosquillas. La Celeste acumula tres partidos sin siquiera convertir cuando su peso, hace años, fue la potencia de Luis Suárez y Edinson Cavani, dos jugadores capaces de enloquecer a sus rivales sin la necesidad de abastecerse del resto del equipo. Nada de eso pasó en el clásico rioplatense en Brasil. Cristian Romero sumó prestancia para que Emiliano Martínez terminara -ante Colombia salió por lesión- en cero por primera vez en su cuarto partido con el buzo nacional.

La apatía de los dirigidos por Oscar Washington Tábarez fue una explicación para evitar lo que los últimos tres partidos argentinos había sido una norma: empezar ganando, terminar empatando. En Brasilia, al compás de Messi y sus exhibiciones para darle aire al equipo con la pelota pegada siempre cerca del pie, la Selección se acomodó en el grupo. Paraguay aparece en el calendario. La victoria, después de todo, refresca las ilusiones, esas que Dibu Martínez sintetiza en una declaración. “Estamos para ganar la Copa América porque tenemos al mejor del mundo (Messi) y un buen entrenador (Scaloni) que siempre tiene un plan para nosotros”, se entusiasmó el arquero.

-Síntesis-

Argentina: Emiliano Martínez; Molina, Romero, Nicolás Otamendi y Acuña; Rodrigo De Paul, Rodríguez y Giovani Lo Celso; Lionel Messi, Lautaro Martínez y Nicolás González. DT: Lionel Scaloni.

Uruguay: Fabián Muslera; Giovanni González, José María Giménez, Diego Godín y Matías Viña; Lucas Torreira, Rodrigo Bentancur, Federico Valverde y Nicolás de la Cruz; Luis Suárez y Edinson Cavani. DT: Oscar Tabárez.

Gol: en el primer tiempo, 13m. Rodríguez (A).

Cambios: en el segundo tiempo, Nahitán Nández por Bentancur (U); 5m. Exequiel Palacios por Lo Celso y Joaquín Correa por Martínez (A); 19m: Matías Vecino por Torreira y Brian Ocampo por De La Cruz (U); 24m. Ángel Di María por González (A) y Facundo Torres por González (U); 35m. Fernando Gorriarán por Valverde (U); 45+2m. Germán Pezzella por De Paul (A).

Amonestados: Lo Celso, Martínez, Correa (A); Torreira, Ocampo (U).

Árbitro: Wilton Sampaio (Brasil).

Estadio: Mané Garrincha (Brasilia).