Una mágica noche del notable Stephen Curry, al sumar 43 puntos, le permitió a Golden State Warriors superar a Boston Celtics por 107 a 97 como visitante en el TD Garden, e igualar la serie 2 a 2, en la final de la NBA al mejor de siete encuentros.

El quinto encuentro de la serie entre Boston Celtics y Golden State Warriors se disputará el lunes a las 21 (hora de la Argentina) en el estadio Chase Center de San Francisco, mientras que el sexto juego será el jueves próximo en Boston también a las 21.

Pese a que en el tercer cuarto pareció sufrir una lesión en el pie derecho, Curry lució notable en los 40 minutos y 41 segundos que estuvo en la cancha mostrando toda su magia aportando 7-12 en dobles, 7-14 en triples y 8-9 en libres, con 10 rebotes y cuatro asistencias.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Es el cuarto juego consecutivo de Curry con 5 triples o más. En el juego 1, metió 7 tiros a distancia en 14 intentos; en el juego 2, clavó 5 en 12 tiros; en el juego 3, 6 en 11; y en el juego 4, otra vez 7 en 14. Suma un total de 25 triples en 51 intentos, durante esta serie final; un envidiable y casi exaco 50% de efectividad.

«Sabíamos lo importante que era este partido. Personalmente, solo doy gracias a Dios por haber evitado una lesión importante y poder jugar», manifestó Curry tras concluir el juego, quien busca su cuarto anillo en seis Finales disputadas con los Warriors.