En medio de las duras negociaciones con el Fondo Monetario Internacional y con los vencimientos de deuda de marzo a la vuelta de la esquina, Argentina pidió a China aumentar el swap bilateral de divisas en yuanes, con el fin de hacer más sólidas las reservas locales.

Según informó la agencia Bloomberg, el pedido de argentina es sumar el equivalente en yuanes a  unos 3 mil millones de dólares, al swap ya establecido de USD 20.600 millones. El acuerdo original con China data de 2009.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Por estas horas, en el Gobierno se debaten cómo asumir los compromisos con el FMI, que en el primer trimestre de este año se llevarán unos USD 4 mil millones y la cifra aumenta a USD 19 mil millones para todo 2022, en una deuda que así estipulada resulta impagable y para la cual se está negociando una restructuración.