El próximo jueves, a las 17, el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez, recibirá a los dirigentes de la Mesa de Enlace. De ambos lados  mantuvieron la reserva en medio de un clima sensible por la suba del precio de los alimentos, que en noviembre rondó el 3 por ciento. Pero en la previa se especula con un posible anuncio sobre exportaciones de carnes y abastecimiento interno.

La Secretaría de Comercio Interior sufrió esta semana el alejamiento de la subsecretaria Débora Giorgi, molesta porque a 52 días de asumir su cargo seguía sin confirmación oficial. Hasta el viernes no tenía un reemplazo definido. Pero también interpelada por el aumento veloz de la carne, del 25% en apenas un mes.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El martes, los equipos técnicos de la cartera agraria y de las entidades que conforman el grupo -Sociedad Rural (SRA), Confederaciones Rurales (CRA), la asociación de cooperativas Coninagro y la Federación Agraria (FAA), mantendrán un encuentro técnico en el que estudiarán los detalles de la propuesta, y si la conversación supera positivamente esa primera instancia, el jueves podría haber un anuncio.

La propuesta se mantiene en secreto, al punto que dentro de la Mesa de Enlace hubo entidades que confirmaron que el gobierno envió un documento con posibles medidas mientras que otras lo negaron.

Extraoficialmente, este diario pudo saber que Agricultura propone mantener las políticas de cupos de exportación de carne en 2022, así como la prohibición de vender al exterior los siete cortes que son de consumo popular en el mercado local.

El procedimiento confirma el perfil dialoguista de Domínguez con las entidades del sector primario de la economía, un posicionamiento que contrasta con el del secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, que ocupa un lugar más incómodo porque tiene la misión de encabezar los controles de los precios, algo que en poco tiempo le valió varios roces con la dirigencia empresarial.

Feletti remarcó que no se opone a que las empresas exporten, pero pidió que las políticas que defina Domínguez para alentar las exportaciones del sector no afecten el abastecimiento del mercado interno.

Tensiones

La salida de Giorgi sorprendió a todos el jueves, en especial a los almaceneros, que se integraron al diálogo de precios mayoristas por una invitación que ella les cursó, después de varios intentos fallidos durante la gestión de Paula Español al frente de Comercio Interior.

En lo inmediato, los comercios de cercanía bonaerenses advirtieron que el retiro de la dirigente va a demorar la recomposición del programa Súper Cerca, que la exfuncionaria prometió para la primera semana de enero junto con la renovación de Precios Cuidados.

Pero estos comerciantes a su vez venían negociando un listado de precios específico con la Cámara Argentina de Autoservicios Mayoristas (Cadam). Desde el punto de vista del sector, este posible acuerdo también entró en el plano de la incertidumbre a partir de las novedades.

La falta de confirmación de la exfuncionaria en su cargo coincide con otros episodios recientes que exponen diferencias internas del Frente de Todos. La desautorización a Feletti por parte de dos ministros -Matías Kulfas, su jefe en Desarrollo Productivo, y Domínguez- lo puso en evidencia.

En el trato con referentes del oficialismo resulta evidente que la relación entre las facciones que integran la alianza gobernante no atraviesa el momento de mayor fluidez. En la semana trascendió que la secretaría a cargo de Feletti tiene pensado presentar una propuesta para atacar la oferta de carne, aunque las fuentes consultadas por Tiempo no pudieron dar mayores precisiones. Pese a la tensión con Kulfas, la versión confirmó que la propuesta tendría eje en las retenciones. No obstante, reconocieron que el éxito de las gestiones dependería de articulaciones exitosas con los ministerios de Economía y Agricultura. «