El jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el titular del Banco Central, Miguel Pesce, fueron los encargados de plantear la posición de la administración nacional en la primera parte del evento organizado por AS/COA (Council of The Americas) y la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC), uno de los foros empresariales más importantes del año. Cerró el ministro de Economía, Martín Guzmán, en el mismo sentido trazado antes.

Los funcionarios apuntaron recuperaciones de la producción, el consumo y la inversión y vaticinaron una caída de la inflación de cara a fin de año.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Cafiero destacó el caso de la industria manufacturera. También subrayó el papel de la inversión en la obra pública para sostener el ritmo de la economía. Sobre esa base, consideró que “la Argentina empieza a transitar un sendero de reactivación sostenido pero los beneficios de la reactivación deben ser redistribuidos equitativamente, con más empleo y oportunidades”.

Pesce argumentó que para el desarrollo con equidad el gobierno enfrenta desafíos en el sector externo y en el desarrollo del mercado de capitales.

Sobre el primer eje, el funcionario pidió a los empresarios que seguían el evento de manera virtual, que “asuman el compromiso de exportar más”. No obstante también dijo que la gestión proyecta un aumento de las exportaciones de entre el 5 y el 7% para 2022 y 2023.

Sobre el mercado de capitales, el titular de la autoridad financiera admitió que se necesita inversión extranjera pero le dio especial importancia al ahorro de los argentinos. “Hay US$ 100 mil millones en billetes en nuestro territorio” apuntó y sumó: “necesitamos que el mercado de capitales tenga la capacidad de diferir el ahorro interno convirtiéndolo en inversión, en financiamiento al consumo y a las familias. Y también aspiramos a que el mercado de capitales sea atractivo para los que internacionalizan su carteras”.

Sobre la inflación, declaró que el gobierno espera que se modere en los próximos meses y remató con que “el aporte del BCRA a ralentizar el tipo de cambio para ralentizar expectativas inflacionarias puede ser sostenido sin afectar la competitividad del tipo de cambio, más allá de la coyuntura político-económica”.

Por el lado de los organizadores, abrió el evento el presidente de la CAC, Mario Grinman, quien abogó por un crecimiento sostenido de la economía “con un sector privado pujante, que amplíe sus inversiones, generando valor agregado y puestos de trabajo de calidad”, un conjunto que definió como “la única posibilidad eficaz de bajar la pobreza”. Con ese horizonte retomó la agenda de reformas macroeconómicas que caracterizan el discurso de las grandes empresas.

La presidenta y CEO de Americas Society/Council of the Americas, Susan Segal, llamó a priorizar la inversión en infraestructura de conectividad para aprovechar el mundo híbrido del futuro.

En el cierre, el ministro Guzmán aseguró que la Argentina vive un “proceso sólido de recuperación económica” que llevó a la cartera que conduce a modificar al alza sus proyecciones de crecimiento para este año, del 7 al 8%. También celebró que en los primeros siete meses del año, el resultado fiscal ha estado en línea con las previsiones del Presupuesto y defendió la “política fiscal contracíclica” que lleva adelante para intentar impulsar la actividad.

A través de un mensaje grabado, el ministro repasó los números macroeconómicos que indican una recuperación luego de la caída de 2020 y dijo que esas variaciones “no vienen de la nada, sino que es el resultado de políticas económicas concretas en la cual el Estado ha tenido un rol muy activo”.

“La situación macroeconómica en la Argentina se está tornando mes a mes más robusta. La Argentina está viviendo un proceso sólido de recuperación económica, también con características heterogéneas, pero con una clara proyección de crecimiento vigoroso para lo que es el año 2021″, señaló Guzmán.