En la mañana del martes ser reunió en el Hotel Empire propiedad del sindicato de La Fraternidad un conjunto de organizaciones sindicales que anunciaron la refundación de la Unión General de Trabajadores del Transporte (UGATT) que retomará sus actividades luego de casi una década de desuso. La «nueva» UGATT retomará su actividad bajo la conducción de Omar Maturano, líder del ese sindicato ferroviario.

El anuncio, en los hechos, implica la fractura de la unidad de los gremios del transporte hasta ahora agrupados en la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT). La decisión de fragmentar ese bloque sindical fue la respuesta que encontraron Omar Maturano de La Fraternidad y Roberto Fernández de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) a lo que consideraron una imposición del moyanismo en las pasadas elecciones de la CATT. Allí, a partir de un acuerdo con Pablo Moyano, Sergio Sasia resultó electo Secretario General con una mayoría de congresales provenientes de sindicatos referenciados con el Camionero.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Tanto Fernández como Maturano resultaron relegados en la propuesta de una lista de unidad que, por eso, decidieron no integrar ni avalar políticamente. Ya en ese momento habían dejado trascender su intención de dar lugar a la refundación de la UGATT que apresuraron ahora en el contexto de la crisis que sacude al peronismo y al Frente de Todos y que alcanza también la vida interna de los sindicatos.

Esa amenaza se plasmó hoy en un reunión en la que, informalmente, anunciaron la refundación de la UGATT en la que, además del mencionado, descollan en los cargos más importantes referentes de sindicatos rivales directos de la familia Moyano.

De hecho, el cargo de secretario adjunto será para Sergio Alario del sindicato de Camioneros de la provincia de Santa Fé en una señal de fragmentación del poderío de los Moyano y, en tercer lugar y como secretario gremial, irá Daniel Vila, secretario general de la Unión de Carga y Descarga que mantiene un enfrentamiento sistemático con el sindicato Camionero por el encuadramiento de los trabajadores de esa actividad en empresas de Retail como Mercado Libre. La disputa incluyó bloqueos y enfrentamientos físicos de diversa índole.

El evento, además, contó con la presencia de Carlos Acuña, uno de los miembros del triunvirato que conduce la CGT y líder del sindicato de obreros y empleados de estaciones de servicio que también serán de la partida. La presencia y el aval de Acuña resulta un desafío directo a otro de los miembros del triunvirato cegetista, Pablo Moyano, que en los últimos días ha venido manifestando su desagrado por una suerte de desplazamiento que habría sufrido por parte de sus compañeros de triunvirato en la diferentes reuniones, formales e informales, que han mantenido con funcionarios del gobierno y de la Unión Industrial Argentina incluyendo la realizada en el día de hoy.

Fuentes de la UGATT no precisaron acerca de la presencia de Ricardo Cirielli uno de los referentes principales de los gremios aeronáuticos, APTA, que había sido invitado pero, por lo que pudo saber Tiempo Argentino, no se habría sumado a la iniciativa.

La fragmentación de los gremios del Transporte augura una profundización de la crisis al interior de la CGT y mayores disputas en los sindicatos adheridos.