El gobierno desautorizó los incrementos anunciados por varias compañías de televisión por cable, Internet y telefonía celular. Lo hizo a través de una comunicación oficial del Enacom (Ente Nacional de Comunicaciones).

“Este organismo no ha autorizado ningún incremento de precios para los meses de mayo o junio de 2021 en los servicios de telefonía fija, telefonía móvil, Internet o televisión paga. Oportunamente, se informará cualquier aumento que se autorice. Por ese motivo, cualquier comunicación en contrario surgida de las prestadoras de servicios en la cual se haya anunciado una modificación de precios carece de valor legal y no ha sido convalidada por este Ente”, informó el Enacom.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Tal como adelantó este portal, varias empresas ya cursaron notificaciones a sus abonados. Movistar anunció incrementos de 8% en mayo y 7% en junio; Cablevisión-Fibertel, en tanto, avisó que subirá su tarifa 10% desde el mes que viene y que además reducirá los descuentos que se aplican habitualmente, con lo que el incremento neto será aún mayor. Telecentro anunció también un 10% de ajuste a partir del 1 de junio. Claro y Personal todavía no anunciaron nuevas subas, aunque podrían hacerlo en las próximas horas.

El vicepresidente del Enacom, Gustavo López, tensó la cuerda e instó a los usuarios a no pagar las facturas que incluyan estos incrementos. «Si llega una factura el 1 de mayo con aumento, directamente no hay que pagarla porque sacaremos una resolución con el no corte para todo el mundo», advirtió López en una entrevista a Radio 10. Además recordó la validez del decreto 690/20, que establece la regulación estatal sobre los servicios de telefonía, cable e Internet.

López estimó que la pretensión de las empresas, sumada a los incrementos ya producidos en el primer trimestre, significarían una suba de 30% en la primera mitad del año. “No sé en qué mundo viven”, planteó el funcionario.